Despliega el menú
Aragón

Heraldo Saludable

La meningitis, ¿cuáles son los tipos que hay que vacunar?

Casi todas las bacterianas están incluidas en el calendario de vacunación, a excepción de la B.

Una enfermera pone una inyección a un paciente.
vacuna, vacunación, vacunas, vacunar
Mariano Castejón

La semana pasada, una niña de nueve años falleció en Manresa (Barcelona) por meningococo C, también conocido como meningitis C. Según detalló el departamento de Salud catalán, “no consta” que la menor estuviera vacunada, a pesar de que estas dosis están incluidas dentro del calendario de vacunación de la comunidad. “Seguir el calendario marcado es algo recomendable, pero no obligatorio; por lo que hay casos puntuales en los que los padres rechazan una o varias vacunas por motivos muy diversos”, reconoce Luis Gascón, jefe de servicio de promoción de la salud y prevención de la enfermedad del Gobierno de Aragón.

En la comunidad aragonesa esta vacuna también está incluida en el calendario con tres dosis diferentes. “La cobertura de vacunas infantiles (las marcadas en el calendario entre los 0 y los 14 años) es muy alta, por encima del 95%”, puntualiza. La meningitis es una enfermedad invasiva causada por múltiples agentes infecciosos que provocan la inflamación de las meninges. En la mayoría de los casos, la inflamación se produce por la presencia de un virus, aunque también es común que una bacteria sea la causante. Asimismo, en situaciones más puntuales, la meningitis puede ser causada por intoxicaciones, hongos u otras enfermedades.

“Las víricas suelen tener una evolución más favorable, mientras que las bacterianas son más graves. De hecho, algunas de ellas, conllevan el fallecimiento del enfermo”, recuerda Gascón. Esto fue lo que le ocurrió a la niña de Manresa. Dentro de las bacterianas se encuentran los meningoccos, que pueden ser de tipología B o C; la haemophilus infecciosa B; el neumococo y la bacteria relacionada por la tuberculosis, siendo esta última la que mejor pronóstico tiene.

“Los síntomas de uno y otro tipo son muy similares, de hecho, hasta que no se les hace un diagnóstico detallado, no se conoce cuál es. Por su parte, los pronósticos (a excepción de la relacionada con la tuberculosis) son todos graves”, explica. Entre los síntomas más comunes están los elevados picos de fiebre, las nauseas, los vómitos y la rigidez de nuca.

Casi todas estas enfermedades están incluidas dentro del calendario de vacunación de Aragón. La vacuna del neumococo (desde marzo del año pasado) y de la haemophilus infecciosa B están compuestas por tres dosis: a los dos meses, a los cuatro y a los 11. Por su parte, la del meningococo C se pone a los cuatro y 12 meses y a los 12 años. La meningitis B, aunque sí que cuenta con una vacuna, no está incluida en  el calendario de ninguna comunidad autónoma.

“Las vacunas son una herramienta muy útil para mantener fuera de la realidad a una enfermedad grave. Además, no solo protege al niño al que se le pone sino también al grupo, ya que, de este modo, se evita la circulación del virus”, sostiene Gascón. Gracias a la vacunación, la aparición de estas enfermedades en Aragón es reducida “y no está ligada con la mortalidad”. Prueba de ello es que desde el inicio de la temporada 2016-2017, solo ha habido dos casos de meningococos en la Comunidad, ambos del tipo B. Esta incidencia es ligeramente superior a la temporada pasada, cuando a estas alturas solo había un enfermo.

La meningitis B, sin vacuna subvencionada

A pesar de que la gran mayoría de las tipologías de la meningitis tiene su vacuna incluida en el calendario autonómico, la de la meningitis B no lo está. “Es una decisión técnica que se ha llevado a cabo entre todas las comunidades”, puntualiza Gascón. Según resalta, para tomarla se han tenido en cuenta varias cuestiones: “Hemos comprobado el estado epidemiológico y ha ido disminuyendo progresivamente en los últimos años. También hemos valorado las características de la vacuna, los estudios que existen y su grado de protección. De acuerdo a todo ello, consideramos que no es necesaria”.

No obstante, ha recalcado que estas situaciones se valoran de manera continua, por lo que si hubiera algún cambio en la epidemiología, se volvería a plantear la situación. A pesar de que algunas agrupaciones como la Asociación Española contra la Meningitis están pidiendo que se evalúe la inclusión de Bexsero (el nombre de la vacuna) en el calendario, "en estos momentos, esta cuestión no se está planteando”.

En 2016 llegaron a España un total de 1,7 millones de dosis de Bexsero. Sin embargo, este abastecimiento no es suficiente debido a la alta demanda que existe. “Durante el primer trimestre del año ha habido desabastecimiento en muchas farmacias, ya que la farmacéutica tuvo un problema de producción. Sin embargo, esta cuestión ya está solventada desde finales de marzo, aunque esto no implica que la vacuna se pueda conseguir fácilmente en las farmacias de Aragón”, puntualizan desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zaragoza.

Una situación que la propia empresa, GSK, reconoce: “Se ha vuelto al flujo de envíos de los últimos meses de 2016, pero todavía no está normalizado porque hay más demanda que oferta”. De hecho, reconocen que hasta que no se reduzca la demanda, no habrá un servicio normalizado.

Etiquetas
Comentarios