Despliega el menú
Aragón

Más de 4.600 personas aspiran a las 386 plazas de auxiliar administrativo del Salud

Solo se presentaron un 43,04% de los 10.843 inscritos al examen, que repitió alguna pregunta de la prueba de celador.

El examen de auxiliar administrativo duró para los de turno libre una hora y cuarenta minutos.
El examen de auxiliar administrativo duró para los de turno libre una hora y cuarenta minutos.
Toni Galán

Mañana de actos multitudinarios la de ayer en la capital aragonesa. A la maratón que recorrió parte de la ciudad con más de 1.300 corredores se unió la oposición para 386 plazas de auxiliar administrativo del Salud a la que se presentaron 4.667 personas. A pesar del volumen de participantes, la previsión de asistencia era mucho mayor, ya que solo acudió un 43,04% de los 10.843 inscritos. La polémica por la dificultad y la idoneidad de algunas preguntas formuladas en oposiciones anteriores marcó el desarrollo de este examen, que en principio los opositores consideraron más ajustado a los criterios y al temario propuestos para el tipo de puesto ofertado.

"Si has estudiado no era difícil. Algunas de las preguntas eran las mismas que pusieron en la prueba de celador de la semana pasada", aseguró Sara Moreno, que salió con la sensación de haber hecho un buen examen, aunque alguna de las cuestiones reconoció que la habían "descolocado". "Había una en la que tenías que saber la ponderación de la variable población del Fondo de Garantía de Servicios Públicos", explicó.

El examen de auxiliar de administrativo, de hecho, repitió algunas de las preguntas de la oposición de celador, celebrada el domingo día 26 de marzo. "Veo más lógico que se hicieran en este examen y no por ejemplo para el de celador", argumentó María González, refiriéndose por ejemplo a la pregunta sobre la tasa de desempleo de la Comunidad o las comarcas aragonesas.

Otros participantes salieron un poco más decepcionados de la prueba, aunque admitieron que era la primera vez que se presentaban a unas oposiciones del Salud y no habían dedicado el tiempo que les hubiera gustado. "Estuve preparándome en una academia, pero me puse a trabajar y es imposible sacar tanto tiempo. De todas las maneras, me ha dado la sensación de que era un examen para aprobar si habías estudiado", señaló Sara Muñoz en la Facultad de Derecho.

Ante el volumen de inscritos, el Servicio Aragonés de Salud y la Universidad de Zaragoza tuvieron que distribuir a los opositores no solo por ese campus de la plaza de San Francisco sino también por el del Actur. Aunque en la mayoría de las aulas sobraron huecos libres, los aspirantes por promoción interna criticaron el poco espacio reservado para ellos. "Nos han juntado a todos en un mismo sitio y apenas cabíamos", denunció Pilar Martín.

Lo que no se produjeron fueron especiales incidencias para llegar al examen en transporte público. Algunos inscritos habían mostrado su preocupación por las afecciones de la maratón en el tranvía. De hecho, desde el Salud, se advirtió de estas circunstancias a través de su web.

Precisamente, en ese portal de internet, está previsto que el Gobierno de Aragón publique en los próximos días los modelos de examen de auxiliar administrativo, así como la plantilla con las respuestas correctas.

Luego, podrán ser los participantes los que tendrán varios días para pedir la impugnación de las preguntas que consideren que están fuera del temario o mal formuladas. Será el tribunal el que decida si acepta o no estas solicitudes.

Etiquetas
Comentarios