Aragón
Suscríbete

Los empleados temporales de la DGA aumentan un 31% en solo 4 años

La plantilla creció en más de 3.000 personas entre 2012 y 2016, periodo en el que se perdieron 2.300 puestos fijos. Los sindicatos advierten de que"la precarización afecta a los servicios".

Oposiciones de Educación celebradas el año pasado. Este año la DGA no convocará.
Oposiciones de Educación celebradas el año pasado. Este año la DGA no convocará.
Guillermo Mestre

Tras años de crisis económica y de contención del gasto de las administraciones, los datos de empleo público han ido remontado en la DGA, pero han sido los que no tienen una plaza en propiedad los que han propiciado ese aumento. Por contra, se ha producido una progresiva disminución en la cifra de funcionarios, fundamentalmente por las limitaciones impuestas mediante las tasas de reposición, que han impedido cubrir todas las vacantes generadas por jubilaciones. En total, entre 2012 y 2016 el número de trabajadores temporales se disparó un 31%, una situación que, según los sindicatos, afecta a la calidad de los servicios públicos.

El acuerdo alcanzado el pasado miércoles por el Ministerio de Hacienda con los representantes de los trabajadores y las autonomías pretende revertir esta situación con una macrooferta de empleo público que se prolongará durante tres años y que, según el Gobierno de Aragón, permitirá convocar oposiciones para cubrir hasta 17.736 plazas ahora ocupadas por interinos. No obstante, los detalles todavía están por concretar y en todo caso, según los sindicatos, el acuerdo para la estabilización de las plantillas no incluye a aquellos que llevan menos de 3 años en el puesto ni afecta a todos los sectores.

Además, según los últimos datos oficiales de la DGA, de junio de 2016, había otras 4.680 personas haciendo sustituciones o con contratos de relevo. Si se tienen en cuenta también las comisiones de servicio y otras situaciones puntuales, el número de trabajadores temporales asciende a 22.667, que supone un 43% de los 52.730 empleados públicos con que contaba la Administración autonómica en esas fechas –la cifra concreta fluctúa continuamente–. Con los datos que maneja el Ministerio de Hacienda, Aragón se situó el pasado año como la tercera comunidad con mayor tasa de temporalidad.

En 2012, según el boletín estadístico de la DGA, esta tasa superaba el 34%, ya que estaban en esta situación 17.231 personas de las 49.652 al servicio del Gobierno autonómico. Incluso al año siguiente, cuando la plantilla total se redujo en más de 500 empleados, la cantidad de temporales siguió aumentando, una tendencia que se ha acentuado en los ejercicios posteriores. De esta forma, en cuatro años los trabajadores sin plaza fija han crecido exponencialmente (5.436 más), mientras que el número de funcionarios ha caído más de un 7% (2.358 menos), y todo ello en un periodo en el que la plantilla total se ha incrementado en más de 3.000 personas. El pasado año, según el Ministerio, Aragón fue la comunidad donde más creció el empleo público, fundamentalmente por la contratación de profesores y sanitarios.

En Sanidad son casi el 50%

Por sectores, se aprecian grandes diferencias. Sanidad, con casi la mitad de personal temporal (49,5%), se lleva la palma, en la Administración General se roza el 40%, en Educación se supera el 38% y en el extremo opuesto está Justicia, con apenas un 14%. Y casi un 11% del total de empleados públicos trabajan a tiempo parcial.

Francisco José González, secretario general del sector autonómico de CC. OO., aporta otro dato: contabilizando las horas trabajadas, se han perdido 4.000 puestos a jornada completa desde 2012. Achaca la "escandalosa" tasa de temporalidad actual a la "desidia pura y dura" y atribuye el aumento de personal a la proliferación de contratos parciales. Coincide con Alicia Hernández, de UGT, en que el empleo público "se ha precarizado", algo que "afecta a la calidad de los servicios públicos que se prestan". Además, la no consolidación de plazas tampoco ha evitado que crezca el gasto de personal, recuerdan.

El presidente autonómico de CSIF, Pablo Asín, también alerta de que "ahora se están empezando a ver problemas en algunos servicios", incluida la Administración General, que según los sindicatos no entra en el pacto.

Por su parte, Lorenzo Arracó, secretario autonómico de Cemsatse, critica que "se abusa de la fórmula del eventual", que solo debería utilizarse para asumir tareas puntuales.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión