Despliega el menú
Aragón

Aragón recuperará la vacuna de la tosferina a los 6 años, suspendida a finales de 2015

Los centros de salud tendrán que llamar de forma escalonada a más de 12.000 niños, a los que se les ha aplazado la dosis por desabastecimiento internacional.

Aunque no está incluida en el calendario vacunal, la demanda es alta.
Aragón recuperará la vacuna de la tosferina a los 6 años, suspendida a finales de 2015

Aragón recuperará la vacunación de recuerdo de la tosferina a los seis años, cancelada a finales de 2015. Aunque Salud Pública todavía no ha concretado cuándo se comenzará a inmunizar de nuevo, está previsto que los centros de salud llamen de forma escalonada a más de 12.000 niños, a los que se les ha aplazado esta dosis por desabastecimiento de este fármaco.

Los responsables de la dirección de Salud Pública del Gobierno de Aragón participaron en la Comisión de Salud Pública, celebrada en Madrid, en la que se aprobó la compra de las dosis suficientes para volver a vacunar de tosferina (junto a la de difteria y tétanos) a los niños cuando cursan tercero de Infantil o primero de Primaria, al cumplir los 6 años.  

En noviembre de 2015, debido a los problemas de suministro de este fármaco, las autoridades sanitarias decidieron suspender la vacunación en esa franja de edad y reservar las inyecciones a la protección de las embarazadas. Está comprobado que la vacuna protege a los bebés durante sus primeras semanas de vida. Los recién nacidos son uno de los grupos más vulnerables y con más mortalidad por la enfermedad.

Según explicaron fuentes de Sanidad, ayer se acordó la compra de estas dosis y, posteriormente, se informará a los centros de salud sobre cómo y cuándo vacunar a los niños, ya que todavía no hay fechas fijadas. En todo caso, aseguraron, se hará de forma escalonada para no saturar las agendas de los profesionales. Fuentes del Departamento de Sanidad insistieron en que esta decisión no se ha tomado por una situación de urgencia ni un incremento de casos en los últimos meses. Al parecer, el Ministerio habría conseguido negociar con las farmacéuticas un adecuado suministro.

Aunque la tosferina es una enfermedad sin consecuencias en la mayoría de los casos, sí que Salud Pública registró el año pasado más casos de los esperados. En 2016 se diagnosticaron hasta 90 enfermos, cuando se calculaba que hubiera alrededor de una treintena. Aunque científicamente no está demostrado, los expertos achacan este incremento al cambio de vacuna que se produjo hace algún tiempo y a su menor efectividad.

Etiquetas
Comentarios