Despliega el menú
Aragón

Los Fayos controlará la población de gatos en el pueblo

El Ayuntamiento, en colaboración con Apata, regulará el número de ejemplares mediante castraciones y esterilizaciones.

La firma del convenio permitirá mejorar la situación de los gatos en el pueblo fayano.
Los Fayos controlará la población de gatos en el pueblo
N.B.

El Ayuntamiento de Los Fayos ha firmado con la Asociación Protectora de Animales de Tarazona (APATA) un convenio para controlar y regular la población de gatos en este municipio, donde el número de felinos supera el centenar. La medida surge para dar respuesta a las quejas de muchos vecinos por las molestias que les produce la superpoblación de estos animales.

“Protestaban por la masificación en ciertas zonas del pueblo de colonias felinas, y tenemos que intentar que exista una convivencia entre los seres humanos y los gatos”, dice la alcaldesa de Los Fayos, Rocío Berrozpe. Otro problema era la alimentación de los gatos, “ya que también se quejaban algunos vecinos por esto, pero aunque se haga una ordenanza, en su casa cada uno puede hacer lo que quiera”.

Para dar una solución a estos problemas, el Ayuntamiento se puso en contacto con Apata, también con el objetivo de evitar futuros conflictos, ya que había gente dispuesta a realizar “batidas de gatos” y lo que se quiere evitar es precisamente el sacrificio de animales sanos.

Los gatos se reproducen con mucha facilidad, pueden tener dos partos al año, con camadas de unos seis gatos. “Si vamos multiplicando por cada gata, es una barbaridad de gatos al cabo del año. Los que nacen en invierno, por desgracia muchos mueren en la calle por las temperaturas, pero las camadas de verano suelen sobrevivir al menos la mitad”, cuenta Ana Vázquez, presidenta de Apata.

El Ayuntamiento de Los Fayos va a destinar 5.000 euros a este convenio, que incluye la implantación del método CES (Captura-Esterilización-Suelta) que ya está funcionando con éxito en grandes ciudades como Zaragoza. “Voluntarios de Apata y también vecinos que quieran colaborar, ayudarán en la captura y luego la asociación nos pasará los gastos de veterinario para controlar el presupuesto”, explica Berrozpe.

De esta forma se conseguirá paralizar el crecimiento de la población felina y evitar que transmitan enfermedades, ya que el convenio va más allá de la castración y la esterilización. “En el momento de la captura se les hará también una revisión para ver si están enfermos y ponerles tratamiento, y si es necesario se haría una eutanasia compasiva, porque hay que entender que a veces hay animales que no están en condiciones de seguir viviendo”, indica la alcaldesa fayana.

“Tras crear el grupo de voluntariado, se hará un censo de gatos, ubicando las zonas donde van, y a partir de ahí, se irán capturando para iniciar el proceso con cada animal. Se les hace una pequeña marca para saber qué gato ha estado ya con el veterinario”, añade Vázquez.

Alimentación controlada

Los beneficios de este proyecto piloto continúan, porque además se crearán varias zonas para que los gatos puedan resguardarse y donde sí estará permitido alimentarlos. “Así se hará de una manera controlada, y podremos saber dónde están los gatos, dónde comen, y seguramente hasta dónde hacen sus necesidades, porque si creas unos hábitos, con los gatos funciona y va a ser viable”, asegura Vázquez.

Por último, el convenio también recoge una serie de charlas informativas que ofrecerán desde la protectora de animales para concienciar a la población sobre las pautas a seguir, y lograr así una mejor convivencia entre personas y estos otros ‘vecinos’.

Etiquetas
Comentarios