Aragón
Suscríbete

Podemos asume que Gimeno es "intocable" y retoma la negociación con el Gobierno

El PSOE y la formación morada han mantenido varias reuniones esta semana. Echenique critica que los socialistas siguen negándose a sus principales propuestas, que no quieren desvelar.

Reunión entre PSOE y Podemos en las Cortes de Aragón por el presupuesto.
Foto de archivo de una reunión entre PSOE y Podemos en las Cortes de Aragón por el presupuesto.
Raquel Labodía

El suplicio en el que se ha convertido la negociación de los presupuestos de Aragón para 2017 ha entrado en una nueva fase que se antoja decisiva para poner fin al bloqueo impuesto por Podemos. Su líder autonómico, Pablo Echenique, reconoció ayer que no han podido con el consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, al que querían sacar del Gobierno a toda costa. Una vez rendidos a la evidencia de que han "pinchado en hueso, a todas luces, en un intocable", confirmó que llevan toda la semana reuniéndose con los socialistas, aunque se mostró "escéptico" respecto a la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

La decisión de desistir en su exigencia de sacar a Gimeno del Ejecutivo se adoptó el domingo en el Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos, aunque no transcendió hasta ayer. Fue justo después de que el presidente aragonés, Javier Lambán, y el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, escenificaran el pacto para la ley de capitalidad, otro elemento añadido de presión sobre los podemistas en las Cortes para que dejen por fin de poner trabas a unos presupuestos de los que también depende la financiación de la capital.

Las conversaciones entre el PSOE y Echenique y los suyos se habían roto hace dos semanas por la insistencia de la formación morada en pedir la cabeza de Gimeno. "Seguiremos trabajando para que deje la Consejería de Hacienda", advirtió, si bien garantizó que su continuidad no será un obstáculo insalvable para votar a favor de tramitar los presupuestos.

Eso sí, de inmediato él mismo rebajó las expectativas: "De momento el PSOE está diciendo que no a las propuestas más importantes de Podemos". Reprochó a Lambán que dijera que el cese de Gimeno era la única traba y ahora que ellos han "cedido generosamente" en ese punto, "no parece que eso sea verdad", afirmó Pablo Echenique, al tiempo que cargó contra el "comportamiento claramente irresponsable" del Ejecutivo. "Lamentablemente las cosas en las Cortes de Aragón son muy distintas" que entre el Ejecutivo y el Ayuntamiento de Zaragoza, dijo. No obstante, se comprometió a "trabajar hasta el último momento" para intentar desatascar los presupuestos.

Hasta ahora, las reuniones celebradas esta semana y el intercambio de información siguen centrados en buscar fórmulas que permitan a los podemistas recuperar la confianza perdida en el Ejecutivo PSOE-CHA. Se trata, según la portavoz de la formación morada en las Cortes, Maru Díaz, de "intentar garantizar un presupuesto solvente pero, sobre todo, con garantías". Reconoció que hay "diferencias profundas". Ni una ni otra parte quieren soltar prenda del contenido de las conversaciones, que se encuentran en un momento "crucial" y podrían fructificar a principios de la próxima semana. Todos coinciden en que, llegados a este punto, la situación no se puede demorar más.

Más optimista que Podemos se mostró el portavoz del PSOE, Javier Sada, quien resaltó que "se han acercado muchas posiciones". Reiteró que están haciendo el "máximo esfuerzo" y confiaron en que sus interlocutores también lo hagan y "no pidan imposibles". "Nosotros somos los mismos que en la negociación con el Ayuntamiento", dijo descargando la responsabilidad en Podemos.

Este intento supone un nuevo paso atrás de la formación morada, que inicialmente se negó a cualquier negociación previa al debate parlamentario. Solo querían hablar "con luz y taquígrafos", pero en diciembre lanzaron el primer órdago a Lambán al reclamar cinco planes de empleo que, a su juicio, no se reflejaban en el borrador facilitado a los grupos en enero. Aun así, solo ofrecían una abstención insuficiente en la toma en consideración del proyecto de ley. Después pidieron garantías de que lo aprobado se cumpliría y dejar a Gimeno al margen de la negociación. Más tarde, que la DGA agilizara las obras de colegios y hospitales y cuando así lo hizo, reclamaron la cabeza de Gimeno. Ahora, tratan en secreto y las condiciones son una incógnita. Mientras, IU y CHA siguen pidiendo reuniones a cuatro bandas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión