Despliega el menú
Aragón

Cabolafuente, el municipio de Aragón con más defunciones por número de habitantes

Los tres municipios aragoneses con mayor tasa bruta de mortalidad pertenecen a la comarca Comunidad de Calatayud.

El 2015 fue el año con más defunciones de la última década en Aragón. Con un total 14.339 fallecimientos registrados, la tasa de mortalidad ascendió hasta superar las 10,84 defunciones por cada mil habitantes, lo que posiciona a Aragón como la cuarta comunidad autónoma con mayor tasa bruta de mortalidad por segundo año consecutivo.

Al analizar los datos sobre defunciones y las cifras oficiales de población publicados por el Instituto Nacional de Estadística, destaca en Aragón el caso de Cabolafuente. Un municipio que a lo largo del 2015 perdió por fallecimiento a 4 de los 38 vecinos que figuraban a principios de año en el padrón municipal; el 10,5% de su población. Con estas cifras, el pueblo de la comarca Comunidad de Calatayud arroja una tasa bruta de mortalidad de 105,3 defunciones por cada 1.000 habitantes, la más alta registrada ese año en Aragón.

Los siguientes dos municipios con mayores tasas de mortalidad también pertenecen a la provincia de Zaragoza y además, a la Comunidad de Calatayud. Se trata de Godojos y de Pozuel de Ariza. En el caso del primero, en enero de 2015 figuraban en el padrón 35 vecinos y fallecieron 3 (el 8,6% de su población) y en el segundo perecieron 2 de los 24 vecinos del padrón (8,3%). De todas formas, el de Godojos es un caso sorprendente. A lo largo de ese mismo año el padrón municipal de la localidad inscribió a 21 nuevos vecinos, por lo que no solo no perdió población, sino que la ganó de forma drástica tras 13 años de caídas en los que había perdido a la mitad de su población.

Por comarcas, es la de Campo de Daroca la que registró en 2015 una mayor tasa bruta de mortalidad al perder por fallecimiento a casi 19 vecinos por cada 1.000 de sus residentes. Le siguen de cerca las comarca del Jiloca (17,68) y Campo de Belchite (17,39) aunque en realidad todas las comarcas, incluida la Delimitación Comarcal de Zaragoza, arrojan tasas de mortalidad por encima de la media nacional para ese mismo año. En el grueso del país murieron 9 personas por cada 1.000 habitantes y en Aragón solo la Comarca del Alto Gállego y la Delimitación Comarcal de Zaragoza registraron una tasa bruta de mortalidad por debajo de 10.

Por contra, si nos fijamos de nuevo en el detalle municipal sí que se dan tasas muy por debajo y destaca, por ejemplo el caso de Cuarte de Huerva. Con tan solo 33 fallecimientos en una localidad de 12.141 habitantes en enero de 2015, la ciudad arroja una tasa bruta de mortalidad de 2,7 defunciones por cada 1.000 vecinos inscritos y queda muy por debajo de la de la capital zaragozana que, con casi 6.500 muertes, registró una tasa de mortalidad de 9,73 fallecimientos por cada mil de sus residentes.

Además, en 91 localidades aragonesas no murió ni un solo vecino inscrito en el padrón a lo largo del año 2015 (31 en Zaragoza, 42 en Teruel y 18 en Huesca). De todas formas, eso no impidió que algunas perdiesen población debido a la marcha de vecinos a otros lugares.

Etiquetas
Comentarios