Despliega el menú
Aragón

Internet acerca al latón de La Fueva a cualquier rincón del mundo

La ganadería Borruel Salinas, de Rañín, comercializa a través de su web lotes que incluyen distintas piezas de estos cerdos que se crían en libertad.

Nestor y su padre posan con un grupo de latones.
Nestor y su padre posan con un grupo de latones.
N.B.

Hace unos años,  Joaquín Borruel y Mª Carmen Salinas, vecinos y ganaderos de Rañín, una pequeña localidad de 50 habitantes en el valle oscense de La Fueva, decidieron apostar por la crianza natural de una piara de cerdos. Animales que se crían en zonas de pradera, bosque y arbolado disperso y que responden al nombre de latones.

Fue en 2004 cuando este matrimonio optó por una vía alternativa a las tendencias de las grandes integradoras que estaban absorbiendo todo el mercado y, gracias a las inquietudes de un joven veterinario, Luis San Joaquín, pusieron en marcha este proyecto, con 50 cerdos que vivían sueltos en las praderas que la familia acondicionó en el mismo valle. Poco a poco, los animales conquistaron el estómago de los consumidores más exigentes, que en un primer momento compraban esta carne en comercios y tiendas especializadas de la comarca de Sobrarbe.

Años después, su hijo Néstor no solo ha continuado con este negocio familiar si no que lo ampliado hasta el punto de que hoy en día, el latón de La Fueva se degusta en cualquier rincón de la geografía nacional, gracias a la puesta en marcha de un proyecto de venta ‘online’ que él mismo ha diseñado. «Debido a mi formación como ingeniero informático he podido aunar mis dos pasiones, la informática y la ganadería porcina. Desde pequeño he ayudado a mis padres en las tareas diarias con los animales y por eso me alegra tanto saber que nuestra carne está conquistando a consumidores no solo de  Aragón, sino de otros rincones de España, desde la Costa del Sol, pasando por Baleares, Madrid, Cataluña o Extremadura» apunta Néstor, quien recuerda que cada año comercializan casi 200 ejemplares de este tipo.

En su página www.latondelafueva.com se pueden adquirir lotes de carne fresca de sus cerdos, que incluyen distintas piezas y que se venden envasados al vacío y transportados en frío hasta el domicilio del consumidor.

«Nuestro reto es seguir mejorando la  calidad de nuestros cerdos, investigando las razas y las formas de alimentación, con el fin de mejorar la calidad de la carne y poder ofrecerle al cliente más formatos», señala.

En la web existe la opción de ver en directo dónde pastan estos animales, qué comen y cómo transcurre su día a día. «Es muy curioso ver  cómo es la vida de un latón a lo largo de toda una jornada», concluye.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios