Despliega el menú
Aragón

Circuncisión, Matar o Castor, nombres que existen

Algunos han caído en desuso, otros son importados y todavía no se han extendido en Aragón. Son los 'rara avis' de la nomenclatura humana.

En Zaragoza triunfan los nombres María Pilar y Antonio.
En Zaragoza triunfan los nombres María Pilar y Antonio.

Muchos de los padres lo tienen claro antes de conocer a su bebé, o incluso antes de concebirlo, pero los nombres no siempre son fáciles de escoger. Es obligatorio tener uno, como mínimo, y los motivos de la elección pueden ser muy variopintos, desde la tradición familiar hasta el fanatismo por el ídolo de moda.

Los hay para todos los gustos: mitológicos -Rómulo, Salomé, Orestes, Dafne, Fausto-, históricos -Dante, Salomón, Recaredo, Horacio, Ovidio-, literarios -Robinson, Mafalda-, eclesiásticos -Policarpo, Benedicto-, descriptivos -Perfecto, Digna, Generoso, Severo, Emérito, Teófila, Benigno-, sustantivos -Bondad, Pureza, Circuncisión, Misericordia-, incluso algunos podrían pasar inadvertidos entre la tabla periódica de elementos -Sinesio, Elpidio, Delio, Anatolio, Sandalio, Rudesindo-. Todos estos nombres tienen en común que se encuentran en los primeros puestos de la lista de los menos frecuentes en Aragón.

Algunos han caído en desuso, otros son importados y todavía no se han extendido. Todos ellos son los 'rara avis' de la nomenclatura humana, cada vez más sujeta a las modas. Mientras en Zaragoza triunfan María Pilar y Antonio, los más repetidos con 31.500 personas, Virginio, Torcuato, Anatolio, Liborio, Aúreo, Paciencia, Orfelina, Misericordia, Gaspara y Deseada apenas suman medio centenar en la provincia.

Muchos de estos nombres se encuentran en peligro de extinción. De los casi 7.500 que integran la lista, solo el 16% es usado por más de 50 personas. Además, la media de edad de los portadores de nombres como Orfelina o Eutiquio en España supera los 70 años.

Hay quien lleva conviviendo con un nombre inusual nada menos que un siglo. Es el caso de Cesárea, quien cumplió este sábado 100 años.  "De niña estaba muy disgustada con su nombre", cuenta su hija María Esperanza. "Su padre se llamaba así porque nació el día de San Cesáreo y como ella también vino al mundo el 25 de febrero, decidió ponerle su nombre", explica su hija. "Yo creo que ahora sí que está contenta".

En Teruel, Melchor y Baltasar solo tienen 17 representantes en la provincia, mientras que 30 hombres llevan el nombre de Gaspar. En tierra mudéjar, Manuel se impone como el más usado entre los varones, mientras que María Pilar se mantiene invicta entre las mujeres en las tres provincias. Antonio es el número uno también en Huesca, que todavía conserva nombres como Cesárea, Escolástica, Hilaria, Onofre o Ruperto.

Importados

La antroponimia no es estática y, mientras unos desaparecen, otros nombres llegan desde cualquier punto del planeta. En Aragón hay 9 hombres que se llaman Matar. La edad media de los 343 residentes en España cuyo nombre es Islam, 20 de ellos en Aragón, es de 10 años y medio.

Mohamed es el nombre extranjero más común en Aragón, seguido de Mohammed y Gheorghe. Entre las mujeres, los más habituales son Khadija y Mihaela y entre los menos populares están Solange, Xinyu o Raluca, y para ellos Weijie, Rashid o Marcus.

Etiquetas
Comentarios