Despliega el menú
Aragón

Aragón quiere recuperar el espíritu de la desaparecida Extensión Agraria

El nuevo modelo tendrá apoyo público, pero estará descentralizado y lo protagonizarán los agricultores.

Riego por aspersión en un campo de alfalfa en la provincia de Huesca
Riego por aspersión en un campo de alfalfa en la provincia de Huesca
HA

"La extensión agraria es imprescindible para el desarrollo de la agricultura del conocimiento, que es la que tiene la respuesta a los retos de la seguridad alimentaria, la productividad, la competitividad y el medio ambiente”. Al menos esta es la opinión de Joaquín Olona, consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, quien además ha enfatizado la importancia de tener un sistema de asesoramiento para los agricultores y ganaderos.

Este sistema, que en Aragón se está poniendo en marcha, será “la extensión agraria del siglo XXI”, ha matizado, ya que en nuestro país el servicio de extensión agraria ha desaparecido y la nueva arquitectura de asesoramiento vendrá a sustituir su importante función pero sin replicar el extinto modelo centralizado público tradicional. “El nuevo modelo tiene apoyo público, pero está descentralizado y lo protagonizan los agricultores”, ha asegurado.

Olona considera que la transferencia de conocimiento no es viable sin apoyo público y que en países donde se ha privatizado completamente se puede observar que las empresas desatienden a los agricultores.

Además, añade, hay ámbitos de gran impacto de los que el sistema público no puede desentenderse, como pueden ser los del agua, el genoma, la contaminación difusa, las plagas, el clima o los ciclos naturales.

El objetivo es que, con el apoyo de la Administración, que financia el 80% del coste del asesoramiento, “y más allá de la simple aportación de dinero”, los agricultores tomen las riendas del asesoramiento que precisa.

Más información en el Suplemento Heraldo del Campo

Etiquetas
Comentarios