Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

'Hurtos amorosos' y falsas asistentes, las nuevas formas de estafar a ancianos

Las personas mayores son especialmente vulnerables, y los delincuentes lo saben.

La brecha salarial entre hombres y mujeres es del 25%, casi el 40% en las pensiones
Las personas mayores son especialmente vulnerables a los robos y estafas.

Un anuncio en la página web del Ayuntamiento de Cuarte de Huerva alerta de la estafa. El método es simple, una mujer que se hace pasar por asistente social visita junto a un cómplice viviendas habitadas por personas mayores con la pretensión de sustraer de sus hogares objetos de valor y joyas.

Un matrimonio residente en esta localidad zaragozana ha sido víctima recientemente de uno de estos tipos de fraudes. Aunque no habían solicitado sus servicios, la presunta asistente social se presentó en la puerta de su domicilio y, sin despertar sospechas en su propietaria, se introdujo junto a ella en la vivienda. Mientras la falsa asistente social entretenía a la mujer en el salón cerrando la puerta tras de sí, su compinche rebuscaba en los cajones de las habitaciones para tratar de encontrar dinero o joyas.

Tres días más tarde, cuando se preparaban para salir de Cuarte de Huerva,  la pareja de ancianos descubrió con horror que dos de sus joyas más preciadas, una pulsera y un anillo de oro con un gran valor sentimental, habían desaparecido.

En el último mes, la Policía Nacional también detuvo en Calatayud a tres integrantes de una banda organizada que se dedicaba al robo de ancianos y que utilizaba el mismo 'modus operandi'. Dos de los tres detenidos tenían antecedentes policiales por delitos contra la propiedad. Además del de asistente social, los ladrones también utilizan otros 'disfraces', como el de comercial de la empresa suministradora de energía, miembro de la Cruz Roja o de cualquier otra organización reconocible.  

Otra de las modalidades más usuales para cometer este tipo de infracciones es, según explican desde la Policía Nacional, el denominado 'hurto amoroso'. Con este método, los delincuentes se aproximan a sus víctimas, generalmente de edad avanzada, utilizando cualquier excusa, como el parecido con un familiar, la consulta de una dirección o, incluso, con el ofrecimiento de sexo, para mantener contacto físico a través del cual hacerse con sus pertenencias.

Cómo prevenir

En 2015 se produjeron 1.883 robos con fuerza en las cosas en viviendas aragonesas y 820 robos con violencia e intimidación, según el anuario estadístico del Ministerio del Interior.

Las personas mayores son especialmente vulnerables, y los delincuentes lo saben. Por eso, desde la Policía Nacional y la Guardia Civil recomiendan no abrir la puerta a desconocidos y no permitirles, bajo ningún pretexto, el acceso al domicilio.

El Gobierno de Aragón publicó el año pasado la guia 'Consumo Responsable con Mayor Seguridad', un folleto destinado a las personas mayores que contiene una serie de consejos para evitar estos fraudes, engaños y abusos. Entre las recomendaciones, no tomar decisiones de forma inmediata cuando se ofrece algún tipo de venta a domicilio o por teléfono, hablar con personas de confianza antes de firmar un documento o entregar una señal y no revelar datos personales. 

Este documento recoge, entre las estafas más comunes, las falsas inspecciones o revisiones de gas, las visitas de supuestos comerciales de empresas de energía o telefonía y las ventas fuera de los establecimientos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión