Aragón

La transparencia es cara para los municipios más pequeños

El 14% de los municipios de Aragón continúa sin web, imprescindible para la nueva norma. Algunos consistorios han optado por externalizar la transparencia ante su incapacidad de cumplir con la norma.

La transparencia es cara para los municipios más pequeños

A mediados de 2015 entraba en vigor la Ley de Transparencia de Aragón. Una norma que llevaba al ámbito autonómico las obligaciones que solo unos meses antes había fijado el Gobierno central. Desde entonces, ayuntamientos, comarcas y todas las instituciones en general están obligadas por ley a cumplir una serie de requisitos de información pública que van desde las informaciones más básicas como publicar su organigrama municipal hasta todos sus conteos presupuestarios.

Todas estas normativas, cuya puesta en marcha se vio acelerada con motivo del ciclo electoral de 2015 y 2016, estaban enfocadas en poner luz sobre la gestión pública y el uso de los recursos a ojos de los ciudadanos. Un fin positivo y aplaudido por organizaciones de la sociedad civil y observadores de la transparencia a nivel internacional que ya llevaban unos años avalando la labor pionera en esta materia del Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón, quienes fueron de las primeras instituciones en España en habilitar datos abiertos antes de que una ley lo exigiera.

Sin embargo, casi dos años después de que estas normativas hayan tocado tierra, son varios los municipios más pequeños que siguen sin cumplirla, y los que la quieren cumplir, muchas veces tienen que dedicar recursos que, en consistorios pequeños, son siempre limitados.

La Ley de Transparencia aragonesa y también la nacional exige los mismos requisitos de publicidad para todos los municipios, independientemente de que sea Zaragoza o el pueblo más pequeño de Aragón. Todos los documentos deben estar habilitados en un portal de transparencia web de forma accesible, algo que ya supone el primer problema.

Según un estudio publicado la semana pasada por el Observatorio Aragonés de la Sociedad de la Información, el 14% de los municipios aragoneses de menos de 5.000 habitantes siguen sin contar con página web en la actualidad. De los que sí la tienen, solo un 33% ha habilitado un portal de transparencia como pedía la Ley. Y el requisito más básico, mostrar el organigrama de la corporación, solo es cumplido por 7 de cada 10.

Detrás de estas situaciones los municipios pequeños defienden que no hay un interés por no ser transparente, sino que muchas veces no es sencillo dar parte de forma online en pueblos, que como 1 de cada 4 de Aragón, muchas veces tiene menos de 100 habitantes censados.

Para revertir esto el Gobierno de Aragón, como recoge una disposición de la Ley, habilitó hace un año un apartado especial en su propio portal de transparencia para dar cobijo a los municipios que quisieran mostrar sus documentos en él. Hasta ahora, según remite la DGA, han sido 138 los municipios los que se han adherido a este sistema con datos de finales de enero.

Además, existe otra solución que es el 'Portal de Transparencia en la nube para entidades locales', que fue puesto en marcha por la Administración General del Estado. Según los datos facilitados por la Delegación de Gobierno de Aragón, un total de 161 entidades locales de Aragón (a fecha 20 de febrero) se encuentran adheridas a él.

Transparencia 'externalizada'

Sin embargo, y a pesar de la existencia de estas posibilidades, son varios los pequeños consistorios que debido a sus pequeños recursos optan por otras vías. Y ahí aparece la opción de 'hacerse uno mismo' el portal de transparencia o externalizarlo.

Montón es un pequeño pueblo en la Comunidad de Calatayud con 103 vecinos censados. Como en todos los municipios de tan poco tamaño, ni su alcalde ni la corporación tienen dedicación completa o sueldo. En estos municipios, es un secretario-interventor el que se divide entre varios pueblos para realizar las labores administrativas. En el caso de Montón, se optó por externalizar el portal de transparencia a la empresa iA Soft, una de las varias empresas tecnológicas que han abierto aplicaciones específicas para que pequeños ayuntamiento municipales cumplan con esta norma y eviten sanciones que, no obstante, todavía no están siendo aplicadas, aunque Hacienda sí que puede poner como requisito su cumplimiento para otorgar subvenciones. El servicio de transparencia le está costando a este municipio 1.000 euros al año.

“En los pueblos pequeños nos estamos ocupando los secretarios, que a su vez hacemos de alguaciles, administrativos etcétera, y esta es la solución más sencilla que hemos encontrado para prevenir cualquier susto y que Hacienda tampoco nos deniegue posibles subvenciones por no tener toda la información habilitada”, señala Ana Barrado, secretaria de Montón y también del municipio de Villafeliche.

En Castelserás, en el Bajo Aragón, han optado por el hazlo tú mismo. Este pueblo turolense juega sin embargo con ventaja. A pesar de tener 830 habitantes, es uno de los municipios españoles con más tiendas de comercio electrónico por habitantes gracias a la actividad de un grupo de emprendedores que poco a poco ha ido contagiando a más personas del pueblo. Su Teniente de Alcalde, Javier García, tiene por ejemplo la empresa de marketing digital Dinamo en el mismo pueblo, enfocado a pymes locales.

“Aquí como buena parte de la corporación tenemos conocimientos de desarrollo web hemos optado por hacerla nosotros mismos. Ahora bien, seguramente en otros pueblos similares no se dé esta posibilidad”, cuenta García, que también es consejero comarcal, y cuenta que por ejemplo en la Comarca del Bajo Aragón aún no se ha podido sacar adelante el portal de transparencia por falta de recursos económicos.

Estos ayuntamientos lamentan que normalmente las leyes que se aplican ya sean a nivel europeo, nacional o autonómico, no tienen en consideración el tamaño y recursos de los municipios. Y la cosa irá a más en adelante, porque en octubre de 2018 está previsto que todos los trámites vecinales se realicen por vía telemática.

En mayo del año pasado, la Comisión Institucional de las Cortes de Aragón ya instó al Ejecutivo a habilitar ayudas específicas para que los ayuntamientos de menos de 2.000 habitantes pudieran abordar el gasto de abrir sus portales webs y los futuros requisitos telemáticos, unas partidas que nunca se han puesto en marcha hasta la fecha. Desde la DGA, se concreta que por el momento se ha habilitado de forma transitoria el espacio en el portal web de transparencia del Gobierno y se ha ahondado en campañas de información para los pueblos más pequeños.

Etiquetas
Comentarios