Despliega el menú
Aragón

Abertis pierde su bonificación histórica del IBI y pagará tres millones a los pueblos de la AP-2

La concesionaria de la autopista solo abonaba el 5% del impuesto, pero este año empezará a sufragar su totalidad. C’s avisa del cambio tributario a los 11 municipios afectados.

AP-2.
Abertis pierde su bonificación histórica del IBI y pagará tres millones a los pueblos de la AP-2
G. Mestre

Los once municipios aragoneses que atraviesa la autopista de Barcelona (AP-2) recibirán una inyección millonaria de la concesionaria a partir de este año. La multinacional Abertis tendrá que pagarles íntegramente el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), en los que disfrutaba de una bonificación aprobada en 1973 por la que se ahorraba el 95% del importe. Esto supondrá unos ingresos superiores a los tres millones de euros para las arcas municipales, según los cálculos de los propios ayuntamientos.

La modificación de las condiciones de la concesión de la autopista del Nordeste, la que une Zaragoza con Barcelona y de la que es concesionaria Acesa, filial de Abertis, se aprobó en 1998. A través de una real decreto, el gobierno de José María Aznar aprobó la polémica prórroga de siete años de la autopista, alargándola de 2014 a 2021. En el documento también se recogía que el "beneficio tributario" fijado por ley en 1973 "se mantendrá únicamente hasta el día 31 de agosto del año 2016".

El diputado autonómico de Ciudadanos Jesús Sansó pretende ahora que el Gobierno de Aragón coordine y asesore "legal y técnicamente" a los ayuntamientos aragoneses por cuyos términos municipales discurre el trazado de la AP-2 para asegurar el cobro del impuesto. Con este objetivo, ha registrado una proposición no de ley en la Cámara autonómica que se debatirá y votará en el pleno. "No se puede renunciar a este importante contribución económica, sobre todo en tiempos de crisis", dijo.

Su iniciativa no es baladí, ya que varias de las corporaciones locales reconocieron a este diario su desconocimiento sobre el cambio tributario. El edil de Ciudadanos en Fraga, Ramón Salamó, ya presentó la semana pasada una moción, apoyada por el resto de la corporación, lo que ha movilizado al Ayuntamiento a cobrar el impuesto, como reconoció el alcalde, el socialista Miguel Luis Lapeña.

Los beneficiarios

Los beneficiarios son los once municipios aragoneses del tramo de peaje de la AP-2: Alfajarín, Nuez de Ebro, Villafranca de Ebro, Osera, Pina de Ebro, La Almolda, Bujaraloz, Peñalba, Candasnos, Fraga y Torrente de Cinca. El impacto fiscal es sustancial, ya que, de media, ingresarán más de 30.000 euros por cada kilómetro de autopista en sus términos municipales. Y solo en Aragón supera los cien kilómetros.

La mancomunidad Ribera Izquierda del Ebro se encarga de la gestión tributaria de tres de las localidades (Nuez, Villafranca y Osera), que desde este año multiplicarán sus ingresos de forma exponencial. Fuentes del servicio de Recaudación explicaron que aunque la bonificación del 95% expiraba el pasado mes de agosto, el recibo de la contribución ya se había girado y, por tanto, se aplicará a partir de este año. Y de lo que no se olvidarán en la mancomunidad es de cobrar íntegramente el IBI.

La secretaria del Ayuntamiento de Villafranca, Elena Irizar, destacó el crecimiento exponencial de los ingresos municipales. Si en 2016 cobraron a la concesionaria de la autopista 11.774 euros, este año están garantizados 235.448 euros. El importe supone más del doble de lo que entra en las arcas municipales en concepto de IBI que pagan todos los vecinos, explotaciones agrícolas y empresas. Por si fuera poco, disparará el presupuesto, al suponer más de una cuarta parte de los 900.00 euros con los que disponía hasta ahora para afrontar cada ejercicio.

Irizar explicó que otro de los grandes beneficios es que se trata de un ingreso tributario y, por tanto, el Estado permitirá a los municipios gastarse el dinero extra que entre por el IBIde la autopista. "Podemos pedir la autorización a Hacienda, que nos impuso un techo de gasto que nos impide gastar pese a tener dinero ahorrado", explicó.

El alcalde de Fraga, Miguel Luis Lapeña, señaló que, en su caso, ingresarán 240.000 euros más, aunque al tener los presupuestos ya aprobados no podrán destinarlos a incrementar inversiones. "Como consecuencia de la ley de estabilidad, los ingresos extra deben ir a amortizar la deuda", lamentó.

Una larga reivindicación

Este importe supone para el municipio oscense algo más de un 5% de sus ingresos, por lo que Lapeña está "encantadísimo" de asegurar una cuantía "importante" gracias a que el edil de Ciudadanos recordara el derecho al cobro íntegro del IBI de la autopista. "Hay que reconocérselo", manifestó antes de recordar que en su día ya se intentó sin éxito cobrar el impuesto tras una sentencia que ganó la localidad riojana de Cenicero. "Nos sumamos distintos municipios, pero el Tribunal Supremo no nos dio la razón", añadió.

Al igual que otros regidores, Miguel Luis Lapeña dio por hecho que la concesionaria de la AP-2 acabará recurriendo el pago íntegro del IBI por el coste millonario que le supone. Abertis deberá abonar los recibos, que tienen un tipo especial más elevado, durante los cinco años que le quedan de concesión.

La medida también afectará al resto de municipios de la autopista, los de Cataluña, que llevaban años luchando sin éxito por cobrar el Impuesto de Bienes Inmuebles a las concesionarias que se beneficiaron de la bonificación fiscal (AP-2, AP-7, C-32 y C-33). En este sentido, un informe de la Diputación de Barcelona avala que todas las concesionarias están obligadas a pagar el IBI sin excepción. En el caso de Cataluña, calculan que los ingresos fiscales se incrementarán en cerca de diez millones.

Etiquetas
Comentarios