Aragón

Las aseguradoras pagan una media de 16.000 euros por cada invalidez en Aragón

La comunidad aragonesa se encuentra entre las que tiene un mayor volumen de siniestros.

Rehabilitación en el hospital Miguel Servet.
Guillermo Mestre

Cada año, casi 2.000 personas en Aragón sufren algún percance que les provoca una incapacidad permanente, bien sea parcial o total. Estos son los datos que se desprenden de las estadísticas del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, donde queda reflejado que en 2015 se registraron un total de 1.872 altas nuevas por incapacidad. Estos casos, antes de ser aprobados, deben pasar por más de un año de baja temporal y por el dictamen de un comité médico. Una vez demostrada la imposibilidad de seguir trabajando de la manera que se venía haciendo (puede decretarse una incapacidad parcial por la que se puede buscar un trabajo de otra índole), el Estado le proporciona una pensión que ronda los 1.000 euros de media y que varía dependiendo del tiempo cotizado, el sueldo que se tenía hasta ese momento y el tipo de incapacidad.

Estas prestaciones, muchas veces, vienen complementadas por una indemnización del seguro. Según los datos facilitados por el informe 'Las prestaciones de invalidez del seguro español' elaborado por 'Estamos Seguros', la compensación media en 2015 en Aragón superó los 16.100 euros, mientras que en España se encontró en menos de 12.000. “Son por seguros de vida, salud, decesos, accidentes, empresariales... y varían mucho de una comunidad a otra, por ello, lo importante es observar la mediana y no la media”, apuntan desde UNESPA, creadores del informe. Al mismo tiempo, señalan que “los datos han sido facilitados por las aseguradoras" y , por lo tanto, no incluye necesariamente toda la realidad.

Así, la mediana nacional se encuentra en 3.402 euros por siniestro. “Esto demuestra que la gran mayoría de las incapacidades son leves, ya que en el 50% de los siniestros se cobra menos de 3.402 euros”, señalan. De este modo, en el 80% de los casos se percibe menos de 11.500 y la mayor cuantía en 2015 fue una indemnización de casi 2,2 millones de euros. En todo el país, las aseguradoras han tenido que pagar 307 millones de euros en compensaciones por invalidez. “Esta es la primera vez que realizamos el estudio y, seguramente, si lo repetimos dentro de un año, obtendremos datos muy dispares en cuanto a la cuantía, ya que depende de muchos factores”, reconocen.

Sin embargo, destacan que el dato que seguramente se mantendría invariable sería el de los lugares con más siniestros. “Si se mira detenidamente, a excepción de Canarias, todas las comunidades en las que despunta el número de incapacidades están en la zona más industrializada del país: Cataluña, País Vasco, Navarra y Aragón”, puntualizan. Según este estudio, durante 2015, alrededor de 820 aragoneses han sido indemnizados por un seguro debido a su invalidez. En el conjunto del país, esta cifra asciende hasta los 25.805 siniestros.

Así, mientras que en Aragón vive el 2,86% de la población de España, se producen el 3,18% de los accidentes. Una situación que se repite en las otras cuatro comunidades nombradas. “La explicación es clara: se debe al tejido empresarial de la zona”, aseguran desde UNESPA. El hecho de que Aragón tenga un elevado índice de industrialización (con la presencia de una gran compañía del sector del automóvil y sus auxiliares) provoca que exista un gran trabajo de riesgos laborales, convenios colectivos... “En este tipo de trabajos hay una mayor exposición al riesgo por lo que suele haber más pólizas contratadas”, explican.

Los aragoneses, los de edad más avanzada

La mayoría de las personas que reciben estas indemnizaciones complementarias tienen entre 41 y 60 años (un 60%), aunque la edad media de los que han sufrido un siniestro se sitúa en 49 años y tres meses. Por el contrario, Aragón es la comunidad en la que esta edad es más avanzada: 57 años y dos meses. “La explicación se podría encontrar en que la comunidad aragonesa es una de las que tiene una mayor edad media en términos generales, por lo tanto, esta realidad tiene su reflejo en los casos de accidentes que derivan en una invalidez”, sostienen.

La edad también parece influir en la cuantía que se obtiene. Este estudio refleja que en la horquilla entre los 51 y los 60, la compensación media es de más de 18.000 euros; mientras que las indemnizaciones más bajas corresponden a la gente joven (8.991 euros) o de mayor edad (7.626 euros). "Puede deberse a que son accidentes más graves o que las pólizas contratadas son de mayor cuantía", señalan. 

Menos incapacidades

En los últimos años, diferentes asociaciones han venido criticando una reducción de nuevas incapacidades permanentes. El proceso comenzó en el año 2011 cuando se obtuvieron unos datos históricos con más de 2.400 nuevas personas a las que, por la gravedad de su estado de salud, se les concedía una incapacidad laboral permanente. Desde entonces, cada año, la cifra registrada no ha hecho más que bajar hasta llegar a la de 2015, cuando se registraban menos de 1.900 nuevas incapacidades, lo que significa alrededor de un 22% menos en cuatro años.

Los diferentes colectivos han señalado tres razones para este descenso: el endurecimiento de los requisitos, el retraso en las listas de espera de Aragón (esta tardanza puede provocar que algunas personas tengan que volver al trabajo cuando todavía no tienen un diagnóstico acertado o ha pasado poco tiempo desde que comenzaron el tratamiento) y las bajas cifras de empleo y su precariedad (para acceder a una incapacidad es necesario tener un mínimo de años cotizados, por lo que hay gente, que si ha estado muchos años en paro, puede no llegar al mínimo).

Esta tendencia parece que ha cambiado en 2016. Hasta los datos de noviembre (los últimos que tiene la Seguridad Social), se han registrado 1.749 nuevas altas, una cifra muy similar a la de todo 2015; mientras que todavía quedan dos meses por contabilizar.

Etiquetas
Comentarios