Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

El Ernest Lluch de Calatayud externaliza pruebas mientras su escáner está a medio gas

CC. OO. critica que el equipo solo programe seis estudios al día más las urgencias, cuando su capacidad es de más de 40.

Hospital Ernest Lluch de Calatayud.
Hospital Ernest Lluch de Calatayud.
Google

Trabajadores del hospital Ernest Lluch de Calatayud, a través de Comisiones Obreras, han denunciado la externalización de pruebas diagnósticas mientras el escáner del centro sanitario está a medio gas. Aseguran que este equipo solo programa una media de seis estudios diarios más las urgencias, cuando un aparato de estas características podría alcanzar los 40.

En ese sentido, las mismas fuentes recriminaron que mientras se tiene este TAC a menos de un tercio de su capacidad de funcionamiento, los responsables del Salud decidieron hace unos meses contratar los servicios de una empresa externa para reducir lista de espera. En concreto, se requirió el servicio de un camión de la empresa Alliance Medical que se instaló en el exterior del hospital y que llevó a cabo más de 500 pruebas de pacientes que estaban pendientes.

El delegado de Comisiones Obreras del sector, Mario Pisco, recriminó la "infrautilización" de un escáner que es prácticamente nuevo, de apenas tres años, y puso en duda la calidad de las pruebas que se llevan a cabo por la empresa contratada. De hecho, Pisco denunció que la mayoría de estos estudios que se encargan se hacen inicialmente sin contraste. "Después se decide si es necesario o no el contraste. Así que no es raro que se tuvieran que repetir la prueba. Se alarga en muchas ocasiones el diagnóstico del paciente", aseguró el representante de Comisiones Obreras en ese sector.

Para los trabajadores, la situación generada en el hospital Ernest Lluch puede deberse al déficit de profesionales, radiólogos en este caso, que actualmente hay. Según denunciaron las mismas fuentes, el centro dispone de muy pocos profesionales (entre tres y cuatro) para hacer frente a la demanda de pruebas. Aunque los estudios los hagan técnicos, los especialistas tienen que interpretar los resultados. De hecho, Pisco adelantó los problemas que se podrían generar el mes que viene cuando se materialice el concurso de traslados de los facultativos especialistas de área. "Puede que solo se quede un profesional para atender todo el centro", lamentó el representante de Comisiones Obreras.

Desde el Departamento de Sanidad se aseguró ayer que la plantilla de radiología del hospital Ernest Lluch está cubierta al 100% y el TAC funciona tanto por las mañanas como por las tardes. No obstante, reconocieron que hace unos tres meses se tuvo que contratar el servicio de una empresa externa para sacar adelante la lista de espera de revisiones pendientes, unas 800. Con la externalización de estas pruebas, según explicaron las mismas fuentes, se ha conseguido reducir a cero la cifra de pruebas de este tipo pendientes. "Actualmente, de hecho, las pruebas radiológicas en Calatayud se realizan en menos de 15 días", señalaron las mismas fuentes, que admitieron que el camión se tiene como colchón para evitar demoras excesivas al ciudadano.

No es la primera vez que el Salud recurre a este tipo de prácticas para reducir lista de espera y hacer frente al déficit de radiólogos que hay en la Comunidad aragonesa. El consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, ya ha admitido en varias ocasiones que hay problemas para encontrar a facultativos de determinadas especialidades y Radiología es una de ellas. Hace unos meses explicó en las Cortes que se necesitarían otros 17 radiólogos más.

Plazas de difícil cobertura

Para intentar solventar esta falta de profesionales, sobre todo en aquellos centros más alejados de las capitales de provincia, el Salud está preparando una bolsa única de interinos de facultativos especialistas para cubrir todas las plazas vacantes que se generen. Este listado de interinos es temporal y estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2017. Está previsto que el 1 de enero de 2018 funcione otra bolsa de empleo única con nuevos criterios de selección y con la que se prevé solucionar los problemas que hay para cubrir las plazas de difícil cobertura. La intención del Departamento de Sanidad es ‘premiar’ a aquellos profesionales que acepten trabajar en uno de estos puestos.

La DGA propone, entre otras cosas, que el desempeño de un puesto de trabajo en un centro periférico compute el doble de la valoración habitual durante un periodo de 3 años. Esto supone incrementar la puntuación para cualquier proceso selectivo, OPE o concurso de traslados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión