Aragón

Aragón y Andalucía se alían para impulsar el tráfico de mercancías por el eje central

Ambos gobiernos firmarán un convenio de colaboración en materia logística que refuerza la posición estratégica de Plaza. El objetivo de la DGA es concentrar carga en Zaragoza para dar viabilidad a la explotación de trenes continentales.

La plataforma logística de Zaragoza cuenta con una macroestación de mercancías
Aragón y Andalucía se alían para impulsar el tráfico de mercancías por el eje central
Heraldo

La unión hace la fuerza. Esta es la máxima que el presidente aragonés, Javier Lambán, aplica desde su llegada al Pignatelli hace año y medio para relanzar el gran proyecto logístico de Aragón, que pasa por reforzar el tráfico ferroviario de mercancías aprovechando su posición geoestratégica en el noreste español. El siguiente paso se dará en febrero con la alianza que se sellará con Andalucía para impulsar la carga por el corredor central, uno de los objetivos que se persiguen desde hace una década para convertir la Comunidad en puerta hacia Europa.

Esta voluntad se plasmará a través de un convenio de colaboración en materia logística, cuya firma se hará en Zaragoza en un acto presidido por el presidente aragonés, Javier Lambán, y su homóloga andaluza, Susana Díaz. Sus gobiernos llevan varios meses trabajando en establecer "una estrategia conjunta", de modo que la suma permita rescatar uno de los corredores ferroviarios olvidados en los planes inversores del Gobierno central. La vigencia del convenio se alargará tres años prorrogables.

Este eje es necesario para potenciar las importaciones y exportaciones de Andalucía, así como para dar una salida a las mercancías que llegan en las bodegas de los barcos de medio mundo que recalan en sus puertos. Entre ellos, el de Algeciras, el más importante del Mediterráneo por movimiento de contenedores.Exigencia de fondos al Gobierno

El convenio que firmarán la consejera de Economía, Marta Gastón, y el andaluz de Fomento, Felipe López, recoge expresamente la reclamación conjunta al Ejecutivo central de las "inversiones necesarias" para hacer operativo este eje ferroviario. Su mejora está relegada en los presupuestos, ya que la prioridad para los sucesivos gobiernos han sido las inversiones milmillonarias en el corredor Mediterráneo, en el AVE a Galicia y en la Y vasca de alta velocidad.

El corredor central parte de Algeciras, pasa por Madrid y recala en Zaragoza. Estos casi mil kilómetros de vía de ancho convencional formaban parte del denominado eje 16 de la Red Transeuropea de Transportes, que se alargaba por el Pirineo aragonés hasta París. Sin embargo, el exministro de Fomento José Blanco lo sacó de la lista de prioridades, aunque parte del trazado se salvó: de Algeciras a Zaragoza como corredor central del eje Mediterráneo, que continúa a Tarragona para seguir por la costa hasta la frontera francesa.

El acuerdo, impulsado por la consejera Gastón y el máximo responsable de las plataformas logísticas, Francisco de la Fuente, incluye también la fijación de una estrategia común para la promoción nacional e internacional de las infraestructuras logísticas de ambos territorios. Eso sí, se pone el acento en la de Plaza y en la que Andalucía está desarrollando en Antequera (Málaga).

Este último proyecto contará con un puerto seco, emulando a la terminal marítima de Zaragoza, con capacidad de "organizar tráficos de la parte occidental de Andalucía y relacionarlos con el centro peninsular y con el resto de Europa".

El convenio alude igualmente a la posición geoestratégica de la plataforma de Zaragoza y su red de conexiones con los principales puntos de producción y consumo del país. "Sirve de enlace entre la zona cantábrica y la meseta castellana y el arco mediterráneo, además de nudo de articulación entre dichos espacios y el resto de Europa Occidental".

De hecho, uno de los grandes objetivos que persigue el Gobierno de Aragón es concentrar carga en Zaragoza para darle viabilidad a los trenes continentales. Las experiencias impulsadas hasta ahora han resultado fallidas porque no se lograba captar la carga suficiente para hacer viable un servicio ferroviario regular. El clúster logístico ALIA (Asociación Logística Innovadora de Aragón) lo puso en marcha en 2013 y el operador conseguía llenar los trenes con destino a París y la frontera francobelga (Dourges), pero un año después se suspendió porque los trenes no volvían con carga suficiente.

El convenio que firmará Aragón con Andalucía destaca precisamente que para lograr el éxito en sus respectivas estrategias logísticas es "esencial" no solo acometer la mejora del corredor central, sino la "conexión exterior por ferrocarril".

Etiquetas
Comentarios