Despliega el menú
Aragón

Mainar sigue en el programa antisuicidios al cumplirse 10 años del crimen de Fago

Está en una celda acompañado, en el centro penitenciario de El Dueso, y ha mejorado su salud.

Santiago Mainar, a la salida del juicio en dirección a la cárcel.
El Constitucional también rechaza repetir el juicio por el asesinato de Fago
R. GOBANTES

Santiago Mainar está acompañado en la celda del centro penitenciario de El Dueso, en Santoña (Cantabria), porque sigue en el programa de prevención de suicidios cuando este jueves se cumplen diez años del asesinato de Miguel Grima, el alcalde de Fago, por el que fue condenado a 20 años y nueve meses. La Audiencia de Huesca lo consideró autor del asesinato, de tenencia de armas y atentado.

Su hermana Marisa Mainar explicó este miércoles que el interno ha mejorado su salud en los últimos años después de que fuera ingresado en 2014 en el hospital de Valdecilla, en Santander, tras sufrir un coma diabético por los problemas de azúcar que sufrió.

El cambio de la prisión de Zuera a El Dueso en 2011 mejoró su situación porque él se considera que está mejor atendido por una educador social y un médico, que le ha aplicado un tratamiento psiquiátrico que acepta.

Aunque Mainar sigue defendiendo que es inocente (después de su confesión del crimen a la Guardia Civil, cuando lo detuvieron tres semanas más tarde) y no quiere entrar en el programa de tercer grado, está más integrado en el centro penitenciario y se ha apuntado a un curso de panadería en los últimos seis meses.

La paradoja es que Santiago Mainar cumplió 62 años el pasado martes, dos días antes del décimo aniversario del crimen.

El asesinato del alcalde de Fago se produjo la noche del 12 de enero de 2007 en la carretera que une las localidades de Majones y Fago, donde Mainar preparó una emboscada y le provocó la muerte con un disparo de postas que realizó con una escopeta que no fue encontrada.

La condena a Santiago Mainar estableció una indemnización de 105.000 euros para los familiares de la víctima y se subastó la vivienda de Fago y varios campos del municipio pirenaico para hacer frente a esa cantidad.

Etiquetas
Comentarios