Despliega el menú
Aragón

Los Caminos de Santiago se resienten otro año más pese al impulso de la DGA

En el Gobierno autonómica se esperan resultados “a medio plazo” a las acciones de promoción que ya se han puesto en marcha.

.
Los Caminos de Santiago se resienten otro año más pese al impulso de la DGA
Heraldo

La catedral de Santiago de Compostela, última parada para los peregrinos que recorren el camino homónimo, fue el destino de los 2.639 aragoneses que durante el año pasado completaron el recorrido santo. Pero no todos lo empezaron en casa. Una gran mayoría decidió arrancar desde otras comunidades autónomas, como la vecina Navarra, en lugar de tomar un municipio oscense, zaragozano o turolense como punto de partida, según revelan los datos oficiales.

A la Oficina del Peregrino, en la misma plaza del Obradoiro, se acercaron a recoger la famosa vieira que acredita el viaje apenas 482 caminantes o ciclistas que iniciaron su periplo en el Somport, puerto en el que el Camino Francés, el más extendido, entra en territorio aragonés. Otros 177 hicieron lo propio desde Jaca, mientras que 97 se echaron la mochila al hombro en Zaragoza capital (Camino del Ebro) y 40 más, en Canfranc. Son los puntos de partida más habituales en Aragón, que en total sumaron 796 peregrinos que acabaron completando la treintena de etapas que llevan a la ciudad gallega.

Los datos no son buenos si se comparan con los de cursos anteriores. Los cuatro enclaves citados sirvieron de arranque para 836 peregrinos en 2015 y para 1.023 un año antes. Cifras que no han dejado de caer durante los últimos años en beneficio de otras rutas más asentadas, que captan anualmente viajeros aragoneses y el beneficio económico que estos generan al pernoctar en sus albergues y consumir en sus tiendas, bares y restaurantes.Un trabajo a medio plazo

Este nuevo descenso choca si se tienen en cuenta las iniciativas lanzadas por el Gobierno autonómico para promover y revitalizar los trazados que transitan por la Comunidad, sobre todo el que atraviesa La Jacetania y el norte de las Cinco Villas.

El director general de Ordenación del Territorio, Joaquín Palacín, considera que “estos datos son normales, ya que no dejan de ser el resultado del abandono que el Camino de Santiago ha tenido en Aragón durante años. Por eso trabajamos para corregir el problema y volver a potenciar esta gran herramienta de desarrollo para las comarcas y el conjunto de Aragón. Pero hemos perdido muchos años y vamos a tardar un tiempo en recuperarlo. Es un trabajo a medio plazo”.

Palacín recuerda que el tramo aragonés opta a una financiación europea de unos tres millones de euros a través de un proyecto conjunto con Francia. Dentro de un mes, esta iniciativa deberá superar otra criba. “Sería un punto de inflexión muy importante”, valora. Además, la dirección general tiene previsto impulsar la ruta mediante una directriz que en estos momentos se está elaborando, y lanzará una página web dedicada a la misma, entre otras acciones de promoción.El problema de Yesa

En el seno de la Asociación de Amigos del Camino de Jaca se valora “el trabajo que se está haciendo bien en el Gobierno de Aragón”, aunque su presidenta, Montse García, apunta hacia el punto negro de la vía: “El camino está vivo, todos los días se ven peregrinos en Jaca. Pero si queremos que recupere su fuerza tenemos que atajar el problema de Yesa, donde se da una situación de provisionalidad y la falta de población provoca escasez de servicios. Sin tiendas, albergues… no hay peregrinos”.

Por eso, García pide “un programa que apueste fuerte por esa zona, que deje que el camino progrese de forma natural y se asiente población para que se potencie por sí misma una herramienta de desarrollo sostenible”.

Etiquetas
Comentarios