Despliega el menú
Aragón

Una residencia de Teruel atrae a antiguos emigrantes

Jubilados de distintos puntos del país que dejaron la provincia aragonesa en busca de trabajo regresan a sus raíces.

Las obras de construcción de la residencia San Hermenegildo de Teruel se encuentran en la recta final
Una residencia de Teruel atrae a antiguos emigrantes
A. García / Bykofoto

Marcharon de Teruel en busca de oportunidades laborales cuando eran jóvenes y ahora quieren regresar a la tierra de la que descienden para disfrutar de su jubilación. Este es el perfil de muchos de los futuros inquilinos del complejo residencial San Hermenegildo de Teruel, que con una novedosa distribución en apartamentos y tras casi tres años de obras y una inversión de 12,5 millones de euros –300.000 euros procedentes del Fite– entrará en funcionamiento en julio de 2017.

Según explican desde la empresa gestora del proyecto, RM Cooperativas, aunque la mayor parte de los residentes serán turolenses, hay al menos 4 matrimonios de Zaragoza interesados en vivir en este complejo, y lo mismo ocurre con varias parejas que residen actualmente en Granada, Valencia, Madrid y Barcelona. Al parecer, muchos han valorado la conveniencia de adquirir un apartamento en este geriátrico antes que rehabilitar la casa familiar en el pueblo o comprar o alquilar una nueva vivienda. Todos ellos nacieron en la provincia o su familia desciende de municipios turolenses.

El complejo San Hermenegildo, con capacidad para 246 personas, es pionero en España al separar totalmente la zona de válidos de la de asistidos, razón por la cual también está atrayendo a residentes de otras provincias aunque estos no tengan raíces en Teruel.De interés autonómico

Cuando se encuentre a pleno rendimiento, la residencia contará con 70 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, convirtiéndose en uno de los mayores centros generadores de empleo de la provincia. Esta condición, unida a la fuerte inversión realizada en la construcción del edificio hicieron que el Gobierno aragonés declarara el proyecto de interés autonómico, lo que permitió agilizar los trámites.

Los apartamentos, cuyos propietarios compartirán servicios comunes de cocina, comedor, limpieza, centro sanitario o talleres ocupacionales, han sido adquiridos ya en casi un 75%. Sus dueños son socios cooperativistas del proyecto, y han aportado cada uno 100.000 euros. Las cuotas mensuales oscilarán entre los 940 y los algo más de 3.000 euros.

El centro residencial se encuentra en las proximidades de Dinópolis. Si bien, por el momento, el autobús urbano no llegará hasta allí, esta circunstancia no preocupa a la empresa gestora, que destaca que muchos de los residentes conducen su propio coche, que podrán guardar en el parquin privado del centro.

Etiquetas
Comentarios