Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Una vecina de Sestao muere y su marido resulta herido grave en un choque frontal en La Almunia

Aragón encara la operación salida de Nochevieja con un balance anual de 55 fallecidos, uno menos que en todo 2015.

El coche en el que viajaba el matrimonio salió despedido de la carretera y cayó a un campo.
El coche en el que viajaba el matrimonio salió despedido de la carretera y cayó a un campo.
DPZ

La recta final del año está resultando especialmente aciaga en las carreteras aragonesas, que con un nuevo accidente mortal registrado ayer en la A-220 a su paso por La Almunia de Doña Godina suman ya cuatro fallecidos en diciembre. De hecho, a las puertas de la última gran operación salida de 2016, que se inicia esta tarde y se prolongará hasta la medianoche del próximo lunes, 2 de enero, el balance anual es de 55 fallecidos, tan solo uno menos que en todo 2015.

La última víctima mortal es Pilar Canoso Castro, de 63 años y nacida en Montevideo (Uruguay), afincada desde hace bastante tiempo en la localidad vizcaína de Sestao. Según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico, el vehículo en el que viajaba la mujer y que conducía su marido, Manuel R. P., chocó contra un camión y salió despedido hasta un campo. Los servicios de emergencia lograron rescatar con vida al hombre, de 67 años, que fue trasladado en ambulancia al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Sin embargo, la violenta colisión hizo que su esposa muriera en el acto y los bomberos de la Diputación Provincial tan solo pudieron excarcelar su cadáver.

El atestado del accidente todavía no ha sido enviado al juzgado, pero se baraja como posible causa un adelantamiento indebido. En cualquier caso, a las 9.30, hora a la que se produjo el siniestro en el kilómetro 7 de la A-220, había bastante niebla en la carretera, lo que habría limitado la visión de los conductores.

El accidente de ayer se produjo muy cerca del cruce de la

A-220 que da acceso a los municipios zaragozanos de Almonacid de la Sierra y Alfamén, lugar donde dos religiosas perdieron la vida el pasado 30 de mayo al chocar también contra un camión.

Cinco fallecidos en 15 días

El verano de 2016 será recordado como uno de los más trágicos en la red viaria de la comunidad. Basta recordar que fueron 27 personas –prácticamente la mitad del total de fallecidos– las que perdieron la vida durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Octubre y Noviembre, con tan solo cuatro víctimas mortales, permitieron reconducir la pésima tendencia. Sin embargo, los cinco fallecidos registrados entre el 14 y el 29 de diciembre han desbaratado la estadística, que amenaza ahora con superar los 56 muertos de 2015. Cabe recordar, de todos modos, que con esta cifra se tocó suelo, puesto que la DGT_no había contabilizado antes un número tan reducido de víctimas mortales en Aragón.

77 tramos muy peligrosos

En su último informe anual, presentado hace solo unos días, el Real Automóvil Club de España (RACE) ha incluido nueve tramos aragoneses en el listado de las 77 carreteras más peligrosas de España. El más largo y más accidentado de estos tramos es, con diferencia, el de la N-II entre Bujaraloz y Fraga; mientras que el más peligroso sigue siendo en Aragón el de la N-240 en su tramo entre Jaca y Bailo, el único punto ‘negro’ (la máxima calificación de riesgo) que sigue habiendo en la Comunidad. Esta parte oscense de la carretera nacional comparte otro triste récord: es uno de los cinco tramos viarios de España que lleva tres años seguidos considerado de riesgo máximo para los conductores.

Además, el informe anual del RACE advierte de que el 18% de las carreteras aragonesas tienen alguna calificación de riesgo, cinco puntos más que la media española. Solo Cantabria, con un 20%, tiene una red viaria peor.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión