Despliega el menú
Aragón

Las comarcas exigen al menos 59 millones de financiación tras los duros recortes de 2016

Urgen aprobar las cuentas autonómicas cuanto antes para no volver a sufrir la incertidumbre de este año «nefasto».

El consejero Vicente Guillén, ayer tras el Consejo de Gobierno.
El consejero Vicente Guillén, ayer tras el Consejo de Gobierno.
O. Duch

Las comarcas aragonesas cierran un ejercicio marcado por la incertidumbre financiera y afrontan el nuevo año todavía con más dudas. Tras meses de recortes y parches, la ya inevitable prórroga presupuestaria les volverá a colocar en una situación muy delicada y temen por el futuro de los servicios que prestan, algunos ya lastrados por el tijeretazo de este año. El Gobierno PSOE-CHA solo consignó inicialmente 40 millones, un tercio menos que en 2015, y esa será la dotación de que dispongan hasta que haya cuentas o el Ejecutivo plantee modificaciones para ampliarla. Además, el bloqueo en la negociación entre el Ejecutivo y Podemos les impide hacer sus presupuestos.

Ante ello, los presidentes comarcales urgen contar cuanto antes con una previsión que en ningún caso debería bajar de 59 millones. Esa es la cantidad anunciada por el consejero de Presidencia, Vicente Guillén, con el objetivo de "no pasar las apreturas de este año y no tener que ir haciendo modificaciones sobre la marcha", reconocieron fuentes de la DGA. El PP exige entre 65 y 68 millones.

Un ejemplo de las consecuencias del recorte de este año y de la continua improvisación de la DGA es lo ocurrido en la Ribagorza, donde ha habido que solventar a última hora el pago de las nóminas de diciembre ya que, como en otras comarcas, aprobaron sus presupuestos con el reparo de sus interventores, al incluir ingresos prometidos por la DGA que no estaban asegurados. De hecho, en febrero se anunció que antes de fin de año habría una inyección de 9 millones que se ha quedado en 4,5. Ello supuso que las entidades optaran por retener partidas, y solo en algunos casos las han podido rescatar.

"Rotos" y trabas para cobrar

En el Aranda, han decidido recuperar algunas partidas sociales que habían quedado en suspenso, explica José Ángel Calvo, presidente y portavoz de las 23 comarcas que gobierna el PSOE, quien reconoció que algunos compañeros "han tenido problemas" para justificar los fondos extras que han ido llegando y que debían destinar a gasto social. "Si el presupuesto de la DGA aumenta, el nuestro también debe hacerlo", reclama. "La prórroga del inicial es totalmente insuficiente", coincidió su homólogo del Somontano y compañero de partido, Jaime Facerías. En su caso, al no tener deuda, descartó que vayan a tener problemas para pagar al personal.

Su situación contrasta con la de otros como Daroca, donde el "roto" por la caída de la financiación ha sido de más de 200.000 euros, según su presidente, el popular Javier Lafuente. Allí no han podido cubrir las vacaciones de verano de la ayuda a domicilio ni firmar convenios con las residencias de mayores (otros años había 60.000 euros) o destinar 12.000 euros a los ancianos que no llegan a pagar la cuota. "Si se prorroga el presupuesto, no llegará casi ni para pagar las nóminas", advierte.

El socialista Josep Antón Chauvell, de La Litera, también teme "recortar servicios" si la prórroga se alarga. A comienzos de este año, tanto esta comarca como Ribagorza tuvieron que pedir auxilio a los ayuntamientos y a la Diputación de Huesca para pagar nóminas y proveedores.

"Hemos recortado en subvenciones, convenios, ayudas a clubes deportivos y turismo, y aún así no llegamos". Es el resumen que hace el aragonesista José Antonio Ramo, del Jiloca, de un año "nefasto". Al menos, cree que han hecho ver al Gobierno que "las comarcas son necesarias".

Etiquetas
Comentarios