Despliega el menú
Aragón

La DGA y los partidos ven "una provocación" que Lérida exhiba una de las piezas de Sijena

La consejera de Cultura insta a Cataluña a "embalar los bienes para devolverlos en lugar de exponerlos". El PP reclama a Lambán que "actúe en consecuencia" y exija explicaciones.

Provocación. Es la palabra con la que instituciones y partidos aragoneses calificaron ayer la última maniobra de Cataluña para dejar claro que mantiene su desacato a la sentencia judicial que le obliga a devolver al monasterio de Sijena 44 obras de arte que continúan secuestradas en el Museo de Lérida. Y no solo llevan más de cinco meses haciendo oídos sordos a la orden de entrega sino que además, aprovechando la Navidad, los responsables del centro han decidido sacar del almacén una de esas piezas, un relieve en alabastro de Gabriel Joly, para exponerlo durante las fiestas y usarlo como imagen de su felicitación navideña.

La noticia causó indignación en los partidos y las instituciones que llevan años batallando en los tribunales por su vuelta. La consejera de Cultura, Mayte Pérez, afirmó que el Museo de Lérida "tendría que estar embalando los bienes para devolverlos y no desembalándolos para exponerlos". "Es una provocación más y es injustificable –advirtió– que sigan sin cumplir la sentencia" que anuló las ventas a Cataluña de 97 piezas, 51 de las cuales ya están en Sijena. A la espera de decidir si se emprende alguna acción en respuesta a este nuevo desafío, la consejera recordó que la DGA ya ha pedido a la juez hasta seis veces ejecutar el fallo, si es necesario con la intervención de la Policía.

Por su parte, el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, también ve "provocativo" que decidan exponer una pieza incluida en un proceso judicial que se ha saldado con una orden de devolución. Igualmente, criticó la decisión de la Generalitat de declarar el Museo de Lérida de interés nacional catalán y opinó que, al menos, deberían dejar al margen las obras en litigio.

También el presidente del PAR, Arturo Aliaga, recriminó esta estrategia como "una perversión inaceptable".

El PP, a través de su diputada María José Ferrando, confió en que el presidente aragonés, Javier Lambán, "actúe en consecuencia" ante lo que consideró "una provocación manifiesta". "Es vergonzoso y Lambán no puede consentir que el Museo de Lérida, en respuesta a la exigencia de devolución, saque una de las piezas a exposición", señaló la popular. Destacó que Aragón "está siendo muy cauteloso" en el litigio, "pero cuando se cruzan las líneas rojas, hay que pedir explicaciones".

Para Susana Gaspar (Ciudadanos) exponer ahora ese relieve, recluido durante años en las reservas del centro, es un gesto "muy feo". "No quisiéramos pensar que es para provocar porque al final lo único que consiguen es enfrentamiento y confrontación con Aragón", subrayó, al tiempo que volvió a exigir el cumplimiento de las sentencias.

Carmen Martínez, de CHA, coincidió en instar a Cataluña a "abandonar, de una vez, estos gestos provocadores que solo contribuyen a generar más tensiones y ahondar más en el problema". "Sobran las políticas de gestos y falta el debido respeto al cumplimiento de las sentencias judiciales", aseveró.El MNAC contraataca

Por otra parte, el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) respondió ayer, in extremis, al requerimiento judicial para que designara a los técnicos encargados de desmontar y trasladar las pinturas murales de la sala capitular de Sijena, que deben regresar al monasterio en virtud de otra sentencia. El MNAC, además de insistir en que moverlas en inviable y cuestionar los trabajos de la DGA para acondicionar la sala, aporta múltiples excusas para no designar a los técnicos y retrasar el proceso. Aragón estudia proponer a la juez varios profesionales.

Etiquetas
Comentarios