Despliega el menú
Aragón

Pilar Alegría: "Debemos hacer de Aragón una tierra en la que quedarse"

El Departamento que dirige acaba de lograr la aprobación de un pacto por la ciencia, con la firma de empresas, científicos y todos los partidos.

La consejera de Innovación, Investigación y Universidad, en un rincón del Paraninfo de Zaragoza.
Pilar Alegría: "Debemos hacer de Aragón una tierra en la que quedarse"
josé miguel marco

¿Cómo se consigue hoy que todos los partidos suscriban un pacto?

Ha sido posible por la generosidad de todos, el papel del Gobierno ha sido solo de bisagra. Desde el primer minuto todo el mundo tuvo claro que era necesario sacar a la ciencia de los vaivenes políticos porque los tiempos de la política no son los de la ciencia.

Y este consenso, ¿no podría buscarse también para los presupuestos de la Comunidad?

Sería lo deseable, por lo que espero que, sobre todo los grupos de la izquierda, puedan dar su apoyo.

¿Se notará ya el acuerdo por la ciencia en las cuentas para 2017?

Nos gustaría. En el 2016, el Departamento creció más de un 4,6% y la DGA destinó a investigación más de 70 millones. El pacto habla de un incremento paulatino, y depende en gran medida del presupuesto. Pero el pacto va más allá de lo económico, supone dar estabilidad al sistema científico.

Durante la firma, los investigadores les pusieron deberes: cumplimiento y más interacción entre la empresa y el sector público.

Esas diferencias entre sectores vienen lastradas en el tiempo. Pero, tras hablar mucho con las dos partes, he visto que se van rompiendo esas desconfianzas entre ambos sectores, sobre todo como un medio para salir de la crisis.

El pacto también recoge la vuelta del talento emigrado, ¿cómo se hace eso?

Cuesta mucho formar un investigador. Y es bueno que salga fuera, pero siempre que pueda volver. Tenemos excelentes recursos, humanos y materiales, pero no se corresponden con lo que estamos dedicando, un 0,9% del PIB. Queremos llegar en corto plazo al 1,23%. Debemos hacer de Aragón una tierra para quedarse. Aunque nunca se logre al 100%, tenemos excelentes científicos fuera, como López Otín o Mateo Valero, que llevan a Aragón siempre por delante. ¿Cómo traer a todo ese talento? No se puede hacer de un día para otro. De momento, lo estamos haciendo con convocatorias Araid, que se volverán a sacar en 2017 y que este año han permitido ocho nuevos contratos.

Ustedes en el Departamento, ¿también hacen ciencia?

Más que hacer ciencia, buscamos humildemente dar a la ciencia la importancia que merece. Y solo el hecho de que exista este Departamento lo acredita.

Hablando de presupuestos. Si no se aprueban, ¿está asegurada la financiación de la Universidad?

Si tenemos que prorrogarlos, todos los organismos que dependen de ellos se verán afectados. Pero el compromiso con la Universidad de Zaragoza se ha cumplido el primer año al 100% y nuestra intención es seguir cumpliendo.

Las obras en la Universidad, ¿se están tomando con filosofía?

Hay que ser conscientes de que partíamos de cuatro años sin un euro para mantenimiento e infraestructuras. En el acuerdo con la Universidad, hay un apartado de 2,5 millones anuales para este fin, que este año se han dedicado a actuaciones urgentes en Veterinaria, Interfacultades u Odontología en Huesca, pero también para equipamientos científicos.

Y sobre Filosofía y Letras en concreto, ¿se podrá hacer la obra en menos tiempo?

Nuestro compromiso para financiar la obra de Filosofía es claro. Es una necesidad. Y barajamos un nuevo calendario para reducir el proyecto algo más de 18 meses. Pero hay que ser conscientes de la magnitud de la obra y de que hay que respetar la legislación. No hay pócimas mágicas, pero estamos en el camino. Ya se ha adjudicado el proyecto de forma provisional.

¿Hay nuevas titulaciones en el horizonte?

Sé que la Universidad de Zaragoza se lo está planteando, porque quiere una oferta cada vez más atractiva y formar a alumnos altamente competitivos.

¿Y la San Jorge también prepara nuevos estudios?

Me consta, porque tienen que solicitarlo al Gobierno de Aragón, que está planteando modalidades ‘online’ para alguna de sus titulaciones. Y si cumplen todos los requisitos, no habrá ningún problema. Evidentemente, ninguna de las titulaciones que plantea entra en colisión con ninguno de los estudios que se imparten en Huesca, Teruel y La Almunia.

Ustedes introdujeron ese criterio de no duplicidad, que sigue judicializado. Y, de momento, no les están dando la razón…

Lo digo siempre: respetamos absolutamente lo que diga la Justicia. Pero entendemos que la educación es un derecho y no puede ser vista como una cuestión bajo el amparo de la ley de unidad de mercado. No es lo mismo que cualquier comercio.

Usted ¿qué estudió?

Magisterio.

¿Qué aprendió en la Universidad?

No sé si fueron los años mejores de mi vida, pero casi. En lo formativo y en lo personal. Supone un cambio de vida, te hace más autónomo, te abre la mente… Es verdad que cuando llegas a ejercer una profesión, algunas cosas del día a día no aparecían en los libros. Pero la Universidad te da las herramientas para enfrentarte a ello.

Y ahora, al otro lado, ¿qué está aprendiendo de la Universidad?

Está siendo un máster. Y estoy gratamente sorprendida de comprobar todo lo que tenemos en esta tierra. Me quito el sombrero por la cantidad de gente que ha decidido trabajar desde aquí. Y, del entramado interno de la Universidad, estoy aprendiendo capacidad y calidad. Con sus complejidades, como es lógico, pero tenemos una gran Universidad y una gran comunidad científica.

Etiquetas
Comentarios