Despliega el menú
Aragón

Los centros de salud, claves en la detección precoz de consumos de riesgo de alcohol

Sanidad inicia un plan piloto para prevenir la ingesta peligrosa de bebida. Si la primera fase se revela útil, el programa se extenderá a toda la atención primaria.

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un programa piloto para detectar el consumo de alcohol con riesgo para la salud en la población aragonesa, poniendo especial atención en los jóvenes de 14 a 25 años.

Este proyecto, que se enmarca en las iniciativas propuestas en el Plan Nacional sobre Drogas, se ha llevado a cabo durante los meses de octubre y noviembre y, en este momento, el Salud está analizando los resultados obtenidos. En esta primera fase, el plan se ha desarrollado, a modo de prueba, en cuatro centros de atención primaria de la Comunidad: dos en Zaragoza (Delicias Sur y Arrabal), uno en Huesca (EAP Perpetuo Socorro) y otro en Teruel (EAP de Alcañiz).

La iniciativa ha consistido en la realización de diferentes test a los pacientes de estos ambulatorios (sobre todo a los jóvenes), con el objetivo de que los médicos de cabecera puedan tener datos fiables y elementos de juicio para prevenir situaciones de riesgo por consumo excesivo de alcohol.

El plan responde a la inquietud de la dirección de Salud Pública por la permisividad que existe en España (y en Aragón) hacia drogas socialmente aceptadas como son el alcohol o el tabaco. Los responsables de este Departamento han puesto de manifiesto reiteradamente el peligro que representa, sobre todo para los más jóvenes, el hecho de que el alcohol no se perciba como un riesgo para la salud. Tanto Francisco Javier Falo, director general de Salud Pública, como Luis Gascón, jefe de servicio de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, recordaban recientemente que el consumo de bebidas alcohólicas es un problema de salud pública, "en todas las edades, tanto por su magnitud como por su impacto sobre la salud".

En España, el consumo de alcohol es alto, está muy arraigado en la cultura del país y se relaciona con las celebraciones y fiestas, por lo que puede llegar a ser un problema tanto para los adolescentes como para los adultos.Negación del problema

A esta baja percepción del riesgo se suma otra circunstancia: los profesionales de la medicina han detectado que existe una negación y/o minimización de los consumos de alcohol en la población en general. Es decir, que los ciudadanos tienden a quitarle importancia a las cantidades de alcohol que beben (en unos casos porque no son conscientes y en otros porque mienten sobre ello).

Los médicos saben que solo preguntando en detalle al paciente se le puede reubicar y hacer que sea consciente de sus consumos reales de alcohol. Y esto es lo que han hecho los médicos de cabecera de los cuatro centros mencionados. Con la herramienta que se ha aplicado en el programa –basada en preguntas test– los facultativos han podido detectar cuál es el nivel de consumo de alcohol de sus pacientes y tener una percepción más clara de si se encuentran ante un caso de riesgo.

Cumplida esta primera fase, el Salud valora ahora los resultados de estos cuatro centros y si el programa se revela útil para detectar prácticas de riesgo con el consumo del alcohol, se podrá extender al resto de la atención primaria.

Etiquetas
Comentarios