Despliega el menú
Aragón

Los villancicos aragoneses marcan la ronda aguinaldo de Huesca

Cada año se suma más público a la cita con esta tradición recuperada

Los villancicos, muy comunes en estas fechas, ya no son la canción perfecta de Navidad.
Los villancicos aragoneses marcan la ronda aguinaldo de Huesca
Rafael Gobantes

Suenan las panderetas de Lanaja o la zambomba de Tarazona. Los villancicos de otras muchas localidades aragonesas como Sallent de Gállego, Lécera, Naval, Alerre, Morata de Jalón, Ayerbe o Hecho, entre otras, se escucharon ayer por el centro de Huesca con la ronda aguinaldo en la que participan todos los grupos folclóricos, escuelas de jota y aficionados de pueblos próximos, que recorren las calles ataviados con indumentaria tradicional. Dejan a su paso la estela de la música pero van recogiendo a decenas de ciudadanos que se suman a la comitiva.

"Es todo un éxito", especialmente en una tarde como la de ayer con una temperatura agradable, comentó Pablo Gracia, presidente de la Asociación Cultural Acordanza, que recuperó la tradición hace 17 años. "Al principio de forma tímida, éramos pocos y como a media voz, pero ahora totalmente alta", indicó. Por ello, se mostró muy satisfecho al retomar esta tradición en la que los protagonistas con los niños con la recogida del aguinaldo, que se compone de dulces. El comercio de la calle de Ramiro el Monje ofrece uno conjunto a los niños que van en la ronda, que partió a las 18.00 desde la plaza de Luis López Allué para recorrer Villahermosa, el Coso Bajo, Ramiro el Monje y la calle Goya. En esta última calle, también se encuentran con una gran cesta de rosquillas que ofrece uno de los comercios a los que anima a participar la Asociación de Vecinos del Casco Viejo Osce Biella.

La ronda recorrió las calles más comerciales para difundir letras populares, algunas de ellas de los cancioneros de De Mur o Garcés.

Etiquetas
Comentarios