Despliega el menú
Aragón

Una media de dos alumnos por cada clase de veinticinco sufren acoso escolar

La asociación Stop Bullying Aragón denuncia que "el aumento de casos va por encima de los que se resuelven". Cree que el castigo no es la solución
y que muchas denuncias no llegan a nada.

Los datos del Defensor del Pueblo, de Save the Children y de la Fundación Anar coinciden en un mismo dato: más del 7% de los escolares españoles padecen acoso escolar. Una cifra que Stop Bullying Aragón traslada a cada clase, para concluir que, de cada aula de 25 alumnos, un promedio de dos padecen este importante problema. La asociación compartió ayer estos datos en la comisión de acoso escolar de las Cortes de Aragón. Pero, como su propio portavoz José Manuel Castellano reconoció en sede parlamentaria, los datos no deben servir "para alarmar, presionar o instrumentalizar", sino para buscar fórmulas que atajen una lacra que, según denunció, va en aumento. "No solo porque la visibilización del problema haga que más casos salgan a la luz, sino porque sigue creciendo año a año el número de menores que sufren acoso", lamentó el experto. Aunque se felicitó de que cada vez se resuelvan más situaciones de este tipo, cree que los casos crecen, desgraciadamente, en una mayor proporción. "Las cifras de aumento de casos van muy por encima de los casos que se solucionan", informó Castellano. Por este motivo, cree que hay que poner el acento en la prevención antes de que se produzcan nuevas denuncias.

Esta entidad, que nació hace año y medio y ya ha atendido a más de 100 niños, y que se encarga además de gestionar el teléfono contra el acoso escolar (900100456), pidió cambios en la forma de afrontar estos comportamientos que, según señaló, dejan mucha huella en los acosados. En su opinión, es urgente encarar el problema de otra manera, ya que hoy "el menor aprende que es mejor mirar para otro lado con tal de que no le toque a él. Aprende que intimidando y agrediendo se consiguen ventajas y, en la mayoría de casos, no tiene consecuencias". Por este motivo, cree necesario una implicación del conjunto de la comunidad educativa, incluidos los propios compañeros, y señaló programas como el de alumnos ayudantes como uno de los caminos a seguir.

Sin embargo, Castellano compartió con los diputados presentes en la comisión su idea de que el castigo, por sí solo, no conduce a nada, ya que, "en los casos en que las medidas impuestas han sido exclusivamente punitivas, el acoso se ha reproducido, y con más crudeza". También lamentó que la Justicia y la legislación no den "un tratamiento riguroso de este fenómeno", criticando que las pocas denuncias existentes no suelan llegar a nada.Más medios y coordinación

Por todos estos motivos, Stop Bullying Aragón aboga por el trabajo coordinado de todos los agentes, la educación emocional y las fórmulas de mediación innovadoras como herramientas fundamentales para acabar con el acoso en las aulas. Así, dijo, se han resuelto más del 60% de los incidentes en los que su asociación ha intervenido.

Sin embargo, para poder crear este entorno, Castellano considera que faltan medios y pide a la administración que los ponga para revertir las estadísticas actuales. Como conclusión, apuntó algunas de las actuaciones que considera necesarias para luchar contra el ‘bullying’ y que pasan por una mejora de la legislación y de la capacitación de los docentes, el fomento de nuevos programas educativos y la colaboración en los colegios de psicólogos o educadores que ayuden en la tarea.

Etiquetas
Comentarios