Despliega el menú
Aragón

La DGA cambiará la constructora del Cuarte III, pero admite que no estará terminado en 2017

Un informe de Educación dice que las obras del edificio de primaria están paradas desde el verano. La oposición critica que el Departamento aún no haya presentado el plan de infraestructuras.

Estado actual de las obras.
Estado actual de las obras.
Guillermo Mestre

Ya no hay lugar a dudas ni posibilidad de que el colegio Cuarte III vaya a finalizarse para el año que viene. El Gobierno de Aragón anunció ayer que las obras no llegarán a tiempo, ya que ha decidido rescindir el contrato con la constructora Sacyr, a la que acusa de incumplir los plazos y a la que pedirá una indemnización por daños y perjuicios.

Un informe elaborado en el Departamento de Educación concluye que desde el verano no se había realizado "trabajo alguno en el ámbito de la segunda fase de la obra (es decir, en el aulario de primaria que debía inaugurarse en septiembre de 2017) ni acudían operarios, lo que permite considerar razonablemente que las obras no van a estar terminadas dentro del plazo establecido". Este estudio admite que, desde octubre, los trabajos se han ceñido a los flecos aún pendientes del edificio de infantil, ya en marcha, y que de todo lo pendiente tan solo se habían ejecutado la estructura y cubierta del gimnasio, sin que se hubieran comenzado el aulario de primaria y la sala de usos múltiples.

Las obras estaban concedidas a Sacyr, que presentó un proyecto con un coste de 5,3 millones (IVA incluido), un 10% por debajo del presupuesto de licitación. La empresa se comprometió a concluir el edificio de infantil en 225 días (15 menos de lo que establecía el proyecto) y pretendía tener todo el colegio entero, con el aulario de primaria, el gimnasio y la biblioteca, en 585 días, lo que suponía una reducción de 75 respecto al periodo de licitación.

Tras la rescisión de contrato con la empresa constructora, se procederá a sacar próximamente la licitación del resto de obra. Según explicó ayer el secretario general técnico de Educación, Felipe Faci, de esta manera se garantizará a los alumnos de 3º de infantil y a los de primaria que ya cursan sus estudios en el Cuarte III continuar las clases en el propio centro, en los espacios que iban a ir dedicados a biblioteca y a otros usos, sin tener que derivarlos a otros o tener que recurrir a aulas prefabricadas. Pero todas las clases del ciclo será imposible que estén, un perjuicio que no solo notarán en ese colegio, sino en los demás de Cuarte de Huerva. "Es uno de los perjuicios que le exigiremos a la empresa –declaró ayer Faci–; que el próximo año no podremos prescindir de todas las prefabricadas", que tendrán que mantenerse en el Foro Romano al no poder ofrecer clases de todos los cursos de primaria en el Cuarte III.

Una animada comparecencia

Felipe Faci compartió esta noticia durante su comparecencia en la comisión de Educación de las Cortes aragonesas, a petición del PP, que le requería una explicación sobre su plan de infraestructuras. Un plan que la portavoz popular de Educación, María José Ferrando, calificó de "casi ya fantasma" y de "carta a los Reyes Magos por su escaso realismo". Ferrando denunció que, a pesar de ser anunciado ya en septiembre de 2015, aún no se haya presentado, amparándose en la falta de financiación. El número dos de Educación le respondió que "independientemente de que no haya una seguridad presupuestaria que permita hacer un plan a cuatro años", su Departamento está comenzando proyectos e intervenciones, por ejemplo, en la zona sur de Zaragoza. Y puso como ejemplo la ampliación del colegio San Jorge o la redacción de los proyectos del Valdespartera III o el Arcosur. También informó de que está construyéndose la segunda fase (y proyectándose la tercera) del instituto de La Puebla de Alfindén y anunció el próximo inicio de las obras en los colegios de Sobradiel y Pedrola.

Las explicaciones no convencieron a la oposición, ya que tanto Ciudadanos como el PAR y Podemos criticaron que no existiera un plan de infraestructuras educativas como tal, solo una relación de propuestas aislada, lo que Susana Gaspar (C’s) tildó de "tomadura de pelo" y la aragonesista María Herrero de "maquillaje e ilusionismo". También la podemista Erika Sanz se quejó de que los nuevos centros "no parecen una prioridad para el gobierno" e instó al Departamento a hacer oficial su plan "no por los grupos políticos, sino por la ciudadanía".

Por su parte, Gregorio Briz (CHA) opinó que, "aunque no se puede hacer todo en un año, es mejor tener un proyecto a no tenerlo directamente" y Margarita Périz (PSOE) dijo que su gestión no es una carta a los Reyes Magos "porque lo que ya se está haciendo no se puede volver a pedir".

Etiquetas
Comentarios