Despliega el menú
Aragón

Uno de cada cuatro pueblos de Aragón ya tiene menos de 100 habitantes

En el último año se han sumado 12 pueblos a una lista que ya incluye a 187 municipios aragoneses.

Aragón ha traspasado la barrera psicológica de la despoblación. Las últimas cifras oficiales de población publicadas esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que otros doce municipios aragoneses se han sumado en el último año a la lista negra de ayuntamientos con menos de cien habitantes a su cargo.

Entre enero de 2015 y enero de este año, Aragón pasó de tener 175 municipios 'en situación terminal' a 187. Se ha superado, por tanto, la barrera psicológica del 25%. A día de hoy, los pueblos con menos de 100 habitantes ya suponen el 25,6% del total de municipios aragoneses.

La provincia de Huesca ha sido la que más ayuntamientos ha sumado a esta lista negra en el último año. Baldellou, Ibieca, Jasa, Salillas, Santaliestra y San Quílez y Torres de Alcanadre son los seis municipios que han pasado a engrosar el grupo de municipios con menos de 101 habitantes en la provincia. Ahora ya son 26. En un año, el censo de Baldellou ha perdido a once vecinos, el de Ibieca diez y los de Torres de Alcanadre y Santaliestra y San Quílez nueve cada uno; cifras nada desdeñables cuando hablamos de pequeños núcleos en los que la supervivencia de sus servicios depende en muchas ocasiones de la llegada o marcha de una sola familia.

Teruel, la provincia con municipios más pequeños, ha sumado otros cuatro núcleos a su lista negra y ahora ya son 90 los ayuntamientos con menos de 101 vecinos censados. Otros, sin embargo, han conseguido incrementar su población y salir de la zona caliente en cuanto a la despoblación se refiere. Fuentes Calientes, por ejemplo, ha pasado de tener 93 vecinos censados a 103 en un solo año.

La provincia de Zaragoza ha perdido en su conjunto a casi 5.500 ciudadanos. Fenómeno que, además de en la capital, se ha notado en los pequeños pueblos: el número de municipios que no ya alcanzan los 101 vecinos censados se ha incrementado hasta los 71 núcleos.

En total, a 1 de enero de 2016 sumaban entre las tres provincias 187 municipios con menos de 101 habitantes, doce más que a principios de 2015. Esta cifra refleja que en una década se han incrementado un 29% los pueblos aragoneses que viven esta situación. A 1 de enero de 2006 eran 145 los ayuntamientos que no llegaban a los 101 vecinos censados.

José Antonio Broto es el alcalde de uno de los pueblos que se ha sumado este año a esta especie de lista negra. Según los datos oficiales de población, Ibieca tenía a principios de 2015 un total de 110 habitantes. Un año después había perdido a diez vecinos. Broto resalta que resulta "muy complicado" atraer a nuevos pobladores a su municipio, un núcleo en el que el turismo no supone un claro motor económico y que se encuentra a escasos 25 minutos en coche de la capital oscense.

"Es un problema porque la gente joven con hijos se va a trabajar a Huesca y se empadrona allí pero nosotros, entre aquellos que se van a trabajar por épocas, intentamos fomentar que usen como referencia la casa de sus padres. Por ejemplo quienes trabajan en invierno en las pistas de esquí pero regresan al pueblo siempre que pueden". 

La pérdida de población no se ha percibido solo en los pequeños municipios. El descenso de ciudadanos censados se ha notado en las tres provincias y a nivel regional la Comunidad perdió en el último año casi 9.300 vecinos empadronados. A principios de 2016 sus municipios sumaban 1.308.563 vecinos censados frente a los 1.317.847 del año anterior.

Etiquetas
Comentarios