Despliega el menú
Aragón

Lérida reclama a las monjas 358.000 € por los gastos de conservación de las obras de Sijena

El Museo Diocesano catalán plantea un recurso contra la entrega de las piezas, que la juez rechaza. El abogado del Ayuntamiento cree que esa cantidad debería exigírsela a la Generalitat.

Los documentos aportados
Los documentos aportados

El consorcio del Museo de Lérida reclama a las monjas de Sijena un total de 358.435,62 euros por la conservación de las 44 piezas que mantiene retenidas en este centro expositivo y que debe devolver al cenobio aragonés. La cifra figura en un recurso interpuesto por el organismo gestor, que ha sido rechazado por la titular del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Huesca y que iba contra la orden de entrega de las obras.

El escrito del consorcio mostraba su desacuerdo con el auto dictado el pasado 29 de noviembre por la secretaria del juzgado, que inició los trámites necesarios para recabar el auxilio de las fuerzas de seguridad y, de este modo, entrar en el Museo de Lérida y confiscar las 44 piezas de Sijena. En su recurso, alegaba que el auto dejaba al centro catalán en una "lamentable indefensión" al no poder personarse como parte perjudicada en el procedimiento.

De igual modo, hacía referencia a la demanda civil admitida a trámite en el Juzgado de Primera Instancia Número 2 de Rubí (Barcelona), que fue presentada por el mismo consorcio y que está dirigida contra la orden sanjuanista de Sijena. En concreto, solicitaba que la entrega de las piezas fuese "suspendida" hasta la resolución de este pleito, ya que, de hacerse efectiva, consideraba que el espacio museístico podría sufrir "un daño de difícil reparación" al ser "despojado" de la única garantía que ostenta para satisfacer el derecho de crédito reclamado, es decir, los más de 358.000 euros que exige a las religiosas. Por primera vez, la cifra aparece en un documento y además, de acuerdo al mismo, está acreditada por la correspondiente prueba pericial.

Según el letrado del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena, Jorge Español, las obras fueron depositadas en el Museo de Lérida por la Generalitat y por lo tanto la reclamación de esta cantidad económica "debería hacerse ante la administración catalana, ya que las monjas nunca ordenaron el ingreso de las piezas". Además, el letrado insiste en que las 44 obras se encuentran en este espacio museístico en calidad de depósito, lo que "por naturaleza" equivale a un contrato gratuito. De hecho, se trata de una práctica "admitida por todos los museos" y en virtud de ella, "los depositarios deben hacerse cargo de todos los gastos de conservación, ya que son los que exponen las piezas prestadas y de ello obtienen un beneficio".

De todos modos, Español recuerda que las 44 piezas fueron depositadas en el Museo de Lérida en el año 1999 y a su llegada, ya habían sido restauradas. Del conjunto, solo siete están expuestas, los relieves de alabastro procedentes del retablo de santa Ana y las tres cajas sepulcrales. El resto están guardadas en los almacenes del espacio expositivo.

El alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, también muestra su "total desacuerdo" con la reclamación del consorcio.

Las 44 obras retenidas, que fueron adquiridas por la Generalitat en 1983, forman parte de las 97 cuya compraventa fue declarada nula en la sentencia emitida en abril de 2015. De ellas, 51 (dos están en paradero desconocido), que estaban depositadas en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), fueron entregadas el 26 de julio. Pero el resto no se han entregado, por lo que las autoridades catalanas siguen sin cumplir la sentencia.

Etiquetas
Comentarios