Despliega el menú
Aragón

Aragón encara la Conferencia de Presidentes sin renunciar a la bilateral

El consejero de Presidencia aragonés, Vicente Guillén, fijará mañana ante la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la postura de la Comunidad.

Vicente Guillén en una imagen de archivo.
El consejero de Presidencia y portavoz del gobierno aragonés, Vicente Guillén.
Gobierno de Aragón

El consejero de Presidencia aragonés, Vicente Guillén, fijará mañana ante la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la postura de la Comunidad de cara a la Conferencia de Presidentes convocada el 17 de enero y en la que dejará claro que no renuncia a la bilateralidad Aragón-Estado.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, Guillén ha informado de que mañana se celebra la primera reunión de carácter político preparatoria de la Conferencia de Presidentes a la que está convocado un consejero de cada Comunidad Autónoma.

Un encuentro al que, ha asegurado Guillén, el Gobierno de Aragón va con la disposición de colaborar con el Estado, pero con el objetivo de que la Conferencia "no se quede en una mera anécdota y tenga continuidad", al recordar que la última que se celebró fue durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

El consejero de Presidencia aragonés espera que esta reunión "sea útil para el Estado", pero también para las Comunidades Autónomas.

En este sentido, ha insistido en que Aragón, como recoge su Estatuto de Autonomía, quiere participar en las decisiones del Estado pero a través de "la bilateralidad, que no puede sustituir la Conferencia de Presidentes" y que se debe convocar "de manera ágil" para tratar los asuntos propios que afectan a la Comunidad.

Algunas de esas cuestiones pueden ser comunes a las tratadas en la Conferencia, pero otras son singulares.

Entre los asuntos que va a transmitir Aragón a la vicepresidenta figuran que se fije el calendario para debatir el sistema de financiación autonómica y la necesidad de abordar un plan nacional de lucha contra la despoblación, una cuestión que, ha recordado, Aragón lleva tiempo tratando con otras ocho regiones afectadas por el mismo problema.

El tercer aspecto será la mejora del sistema sanitario, para lo que Guillén propondrá que los servicios que se ofrecen en el resto del país sean homologables en todas las Comunidades Autónomas.

Y puesto que se espera un crecimiento sostenido de la Economía, también se va a plantear el desarrollo de la Ley de la Dependencia, una situación que afecta a casi 900.000 españoles, 70.000 en Aragón.

Las infraestructuras será otro de los ejes que Aragón pretende que se trate en la Conferencia, como la reapertura del Canfranc. Aunque la implicación del Gobierno es "fundamental" para ello, Guillén ha reconocido que el Estado no ha dado fechas, por lo que "el tiempo dirá si es una apuesta seria".

El consejero de Presidencia también se ha referido a las previsiones de inversión de 70 millones de euros en el tramo Teruel- Sagunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, algo a su juicio "insuficiente para hacer una línea moderna y ágil en la que los trenes puedan circular de manera adecuada" y de lo que dejará constancia en la Conferencia de Presidentes y en la bilateral Aragón-Estado.

La financiación del transporte por ferrocarril en esta región es una cuestión que Guillén también quiere tratar en la reunión a dos, y ha insistido en que "las comunicaciones son un elemento fundamental en un territorio despoblado como Aragón", de ahí que también hará hincapié en los desdoblamientos pendientes de carreteras como la N-232 o en la finalización de las autovías de Huesca.

Por otro lado, ha recordado que el próximo 22 de enero está convocado el Consejo de Política Fiscal y Financiera con el objetivo de ratificar los acuerdos del Senado sobre el techo de déficit de las autonomías en el 0,6 por ciento y para fijar los límites de endeudamiento de las Comunidades, una cuestión "importante" de cara a la elaboración de los presupuestos autonómicos.

Además, ha informado de que en la reunión del Consejo de Ministros del viernes está prevista la aprobación del "extraFLA" para financiar el déficit de ejercicios anteriores y los préstamos del ICO, en el caso de Aragón de entorno a 200 millones de euros que se van a destinar al pago a proveedores.

Etiquetas
Comentarios