Despliega el menú
Aragón

Tercer Milenio

Regar desde el teléfono móvil y mucho más

Las ‘app’ ya son una herramienta habitual en el campo.

Ramón Acín y Josue Elbaile, en la presentación de las aplicaciones.
Ramón Acín y Josue Elbaile, en la presentación de las aplicaciones.
R. Gobantes

Conectar los aspersores de riego sentado cómodamente en el sofá, utilizando el teléfono móvil, es solo una de las múltiples aplicaciones que el agricultor puede dar a su smartphone. La gama de prestaciones es muy amplia. Y si no que se lo digan a Ramón Acín, agricultor de Selgua, que lleva en su Samsung Galaxy 6 una decena de ‘app’: para la gestión de la finca (contabilidad de costes), control del regadío (acceso en tiempo real para saber dónde, cuándo y cuánto riega), previsión meteorológica, localización de los tractores, dosificación del abono...

Acín, miembro de la junta de Riegos del Alto Aragón, representa la nueva generación de profesionales del campo y ejemplifica la ruptura de la brecha digital que amenaza al mundo rural. Fue uno de los asistentes a la jornada informativa organizada por esta comunidad en el Parque Tecnológico de Huesca bajo el título ‘¿Le sacas partido a tu móvil? App para el regadío y la agricultura’. Él incluso desconecta los aspersores con el móvil cuando el anemómetro de la finca le avisa de que hay viento y se está mojando la carretera. Y hasta lleva en el aparato los planos del riego, una información práctica en caso de avería que ni siquiera ocupa sitio porque se aloja en la nube.

Algunas de las ‘app’ son gratuitas, por otras paga. En total le cuestan unos 800 euros al año. «Sí, es dinero, pero es gestión de información, y todo lo que invierta en esto se traduce en tiempo que me queda para hacer otras cosas», por no hablar de la eficiencia en cuanto al ahorro de agua y electricidad.

Dice que lo que hace dos años parecía carísimo ahora casi es gratis. Un problema, advierte, la cobertura en 3G en el campo no es perfecta.

Su caso no es lo habitual. Josué Elbaile, agricultor de Lalueza, reconoce la utilidad de las aplicaciones, «es el futuro», pero de momento el móvil lo utiliza para tener información de las lonjas y del tiempo. En su opinión, no todo se puede manejar desde el teléfono, también «hay que ir a la finca».

Con él coincide Acín. «Por mucha ‘app’ que tengas y muy automatizado que esté todo, la vuelta no te la quita nadie. Eso sí, no es igual ir todos los días a una hora y a otra, que hacerlo cuando te conviene o hay un problema». Ninguno ve la despoblación como un daño colateral de la revolución tecnológica, todo lo contrario. «Tenemos que hacer atractivo el medio rural para que venga gente. Nadie quiere ser esclavo de su negocio».

Riegoapp es una de las diez aplicaciones presentadas en la jornada. Su gerente, José Francisco Fernández, cuenta que llegan tanto a los agricultores como a las comunidades de regantes para la gestión del agua, con unos ahorros importantes al calcular la cantidad exacta. Su ‘app’ ha crecido un 400% en un año. «El agricultor se hace dependiente del móvil en cuanto lo usa», afirma.

Otra prueba del crecimiento es Visual Nacert, con Visual 3.0 para la gestión de fincas, cooperativas y grandes empresas, también para el agricultor. Abarca el 3% de toda la superficie cultivable de España «y el próximo año queremos llegar a un 30%», dice Mª Luz Peñarrubia, la directora comercial.

«Hemos pasado mucho tiempo esperando a que el ordenador llegase al agricultor. No ha ocurrido y no va a ocurrir. Sin embargo, los móviles han cambiado la situación radicalmente», señala Fernando Rubio, director de la plataforma técnica CHIL, un sitio web de gestión del conocimiento que permite crear app a medida.

Presentó Info PAC, el servicio digital del FEGA sobre la PAC, nacido de la colaboración del Ministerio y la Universidad Politécnica de Madrid, que permite que los agricultores puedan plantear sus dudas a los juristas más especializados. Según él, la irrupción del móvil tiene más impacto económico en el sector agroalimentario que en otros.

Más información en el Suplemento HERALDO DEL CAMPO

Etiquetas
Comentarios