Despliega el menú
Aragón

Más de 4.000 soldados de Aragón tendrán que dejar el Ejército al cumplir 45 años de edad

La Aume critica las escasas salidas laborales que ofrece el Gobierno, que les debe abonar dos años de paro y 7.200 euros anuales hasta su jubilación.

Más de 4.000 soldados de Aragón tendrán que dejar el Ejército al cumplir 45 años de edad
Más de 4.000 soldados de Aragón tendrán que dejar el Ejército al cumplir 45 años de edad

Miles de soldados en todo el país se enfrentan a un complejo futuro laboral en los próximos años por culpa de la jubilación forzosa. Así lo denuncia la Asociación Unificada de Militarse Españoles (Aume), que ha iniciado una campaña para encontrar una solución que evite un masivo desembarco de soldados en las listas del paro.

La Ley de Tropas y Marinería establece que aquellos soldados que, una vez alcanzados los 45 años de edad, no hayan podido acceder a la condición de militar de carrera, se verán obligados a pasar a la denominada Reserva de Especial Disponibilidad (RED). El problema radica en el enorme volumen de trabajadores que va a terminar en esta situación.

Según los datos facilitados por la Aume, en la actualidad el Ejército español cuenta con 78.500 efectivos, de los que solo 11.850 disfrutan de una plaza permanente. El resto, el 85%, deberá abandonar antes o después las Fuerzas Armadas.

Y en Aragón la situación no es mejor. De los 6.200 militares de Tropa y Marinería que prestan servicio en la Comunidad, solo 700 son 'fijos', mientras que más de 4.000 tienen un contrato denominado de larga duración, por lo que se verán fuera de los cuarteles conforme vayan cumpliendo los 45 años. Si a ellos se les suman los 1.500 que tienen un contrato inicial -el paso previo a conseguir el de larga duración-, el 88% de los soldados tiene fecha de caducidad.

Jorge Bravo, presidente de Aume, señala varias causas para haber llegado a esta situación. Por un lado, “la ley establece que se capacite a los soldados y se les facilite unas expectativas de reinserción laboral”, algo que “no se está haciendo”. En este sentido, critican que no se hayan establecido instrumentos de relación con empresas y entidades públicas que podrían dar empleo a estas miles de personas.

El personal afectado “ingresará en las listas del paro con una formación que, en la mayoría de los casos y por la singularidad de la carrera militar, tiene escasísima salida profesional, incumpliéndose, por tanto, la propia ley que los expulsa de las Fuerzas Armadas”, apuntan desde Aume. Además, las vías para permanecer en el Ejército “son muy limitadas”, ya que “apenas se convocan plazas” para pasar a la Guardia Civil o hacer carrera militar permanente.

Bravo recuerda que “desde hace dos años ya están empezando a salir los primeros militares que cumplen los 45 de edad, pero a partir de ahora van a ser miles”. En concreto, según un estudio realizado por su asociación, se calcula que entre 2018 y 2021 abandonarán las Fuerzas Armadas 4.045 soldados en todo el país; entre 2022 y 2025 serán 9.583; entre 2026 y 2029 lo harán 13.172; y desde 2030 hasta 2033, otros 9.793.

Gasto económico

Más allá de la situación personal de estos militares, el Estado se encuentra con un problema económico que va a tener que afrontar en los próximos años. Todos aquellos soldados que pasen a la reserva por su edad tienen derecho a dos años de paro, así como a una asignación por disponibilidad, en su condición de reservista, de 600 euros al mes durante 20 años, hasta que alcancen la edad de jubilación. Un montante económico que podría afectar a las partidas presupuestarias de Defensa en los próximos años.

Aume ya ha organizado protestas, se ha dirigido al Defensor del Pueblo y está en contacto con los responsables del Ministerio para encontrar una solución. La última salida que han propuesto, al menos de forma provisional, pasaría por activar el artículo 123.1 de la Ley de Carrera Militar, que faculta al Consejo de Ministros a incorporar a los reservistas como medida de urgencia.

Etiquetas
Comentarios