Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La DGA todavía financia 101 organismos públicos que tienen gastos y personal propios

Ha reducido su estructura paralela un 17% desde 2012, aunque Hacienda le insta a un ajuste más alto. La mayoría tienen acusaciones de clientelismo.Es la séptima autonomía con el entramado más amplio.

El Gobierno de Aragón todavía mantiene 101 organismos públicos que contratan su personal y ejecutan sus gastos sin un control completo de la administración pública. En total, la DGA sigue siendo el principal financiador de 37 empresas públicas, 29 fundaciones, 15 consorcios y otra treintena de entes que tienen como nexo común vivir de los presupuestos públicos. Entre estos, destacan fundaciones para estudiar el cosmos, casi una decena de entes diferentes para gestionar los residuos y otra cifra similar de empresas logísticas y turísticas.

Según el Ministerio de Hacienda, Aragón lleva desde 2012 –coincidiendo con la llegada de la popular Luisa Fernanda Rudi a la presidencia de la Comunidad– reduciendo este tipo de entes, pero todavía le queda bastante trabajo por delante. En este tiempo, ha hecho un ajuste del 17%. Así, el entonces gobierno PP-PAR se encontró como legado 122 organismos que en muchos casos vivían de los fondos de la DGA sin estar controlada por ella.

Durante los siguientes cuatro años se redujeron a 103 y ahora la cifra está en 101. La operación más significativa fue la fusión de las empresas públicas Sirasa y Sodemasa (los dos principales entes de contratación de personal público autonómico sin control directo de la DGA) en Sarga.

Sin embargo, esta reducción es menor que la acometida por el resto de las Comunidades Autónomas, que han reducido de media el 22% de estos entes entre 2012 y 2016. Así, según el último informe que acaba dar a conocer el Ministerio de Hacienda, Aragón aún es la séptima Comunidad con una administración paralela más amplia. La primera sigue siendo Cataluña, que desde que impulsó de forma más activa sus planes independentistas ha mantenido una extensa red de este tipo de organismos. También siguen por delante Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid, País Vasco y Galicia.

"Cumplimos el objetivo"

El Ministerio de Hacienda informó en el último Consejo de Política Fiscal a cada comunidad sobre su grado de reducción de estos entes, en muchos casos con funciones duplicadas. Según dictaminó Hacienda, Aragón está cumpliendo la hoja de ruta que se había marcado la propia DGA. aunque para el Gobierno central ese ajuste es todavía insuficiente. Así, Madrid estimó que el entramado de la administración aragonesa no debería superar los 80 entes. Para incentivarle a llegar a esta cifra, Hacienda ha vinculado que se sigan recibiendo fondos estatales (como el FLA) a reducir más el número de entidades que viven de la administración autonómica.

El consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, destacó que "Aragón ha cumplido el ritmo de reducción marcado para 2016". Además, indicó que la DGA ha aprobado un anteproyecto de ley para favorecer que las Consejerías eviten volver a crear una burbuja con este tipo de empresas públicas, fundaciones y consorcios. Si este proyecto pasa el filtro de las Cortes, cualquier administración que quiera crear un ente de estas características necesitará antes un informe positivo vinculante de la Consejería de Hacienda.

El Instituto Aragonés del Agua

El siguiente ente autónomo que la DGA se ha comprometido a suprimir es el Instituto Aragonés del Agua (IAA). Según planteó el Ejecutivo, el objetivo es integrarlo dentro de las consejerías de Desarrollo Rural (la gestión técnica) y de Hacienda (la recaudación del Impuesto sobre la Contaminación de Aguas). Este instituto y otros muchos entes de la DGA han recibido frecuentes acusaciones de clientelismo en las contrataciones de personal.

Además, la DGA está negociando con varios ayuntamientos para que asuman la tutela administrativa de las sociedades conjuntas desde la que gestionan los residuos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión