Despliega el menú
Aragón
#YoComproEnAragón

Cadenas y centros comerciales superan las expectativas puestas en el Black Friday

El sector destaca que esta jornada de rebajas se consolida en Aragón y va a más.

El viernes fue un día de gran afluencia de compradores en todas las tiendas. En la foto, la Fnac.
Cadenas y centros comerciales superan las expectativas puestas en el Black Friday
G. Mestre

Las grandes superficies y centros comerciales de Zaragoza están más que satisfechas con el Black Friday de este año. La jornada superó con creces las expectativas que el sector había puesto en el Viernes Negro de 2016, fecha que en muchos casos no se limitó estrictamente al día 25 sino que se prolongó al sábado o comenzó un día antes, el jueves 24. En cualquier caso, lo que parece quedar claro es que estas jornadas de descuentos comerciales (en principio, una tradición anglosajona importada de EE. UU.) se están consolidando con fuerza en Aragón. Hasta el punto de que para muchas enseñas, esta fecha empieza a ser considerada ya como una de las más importantes del año en cuanto a ventas y movimiento de compradores.

La cifra de ventas, al alza

Este fue el caso de El Corte Inglés. Una portavoz de esta gran superficie explicó que durante la jornada del viernes un total de 125.000 personas visitó los cuatro centros que esta firma tiene en la capital (Grancasa, Puerto Venecia, paseo de la Independencia y Sagasta). Esta cifra se aproxima mucho al número de compradores que El Corte Inglés recibió durante la primera jornada de rebajas de enero este año (130.00) y superó la del año pasado (que alcanzó los 120.000 visitantes). El primer día de las rebajas de enero suele ser una de las jornadas del año más esperadas por el sector comercial ya que, tradicionalmente, es el que mayor afluencia de compradores registra.

Asimismo, esta cadena calculó que el ‘Viernes Negro’ de este año recibió un 19% más de visitantes (en sus cuatro centros comerciales) que el Black Friday de 2015. También el jueves y sábado fueron días de gran movimiento comercial y durante ambas jornadas se superó la cifra de compradores del Viernes Negro del año pasado.

El centro comercial de Aragonia también consideró cumplidas sus previsiones. Una portavoz de esta firma aseguró que la afluencia de compradores durante el viernes fue más elevada que el año pasado y explicaron que esa jornada fue mejor que el sábado. Asimismo, destacó el hecho de que el ‘Viernes Negro’ haya ido aumentando en ventas y visitantes cada año desde que se implantó en España y Aragón. Por último, mostraron su confianza en que la campaña de Navidad sea igualmente buena.

En Grancasa la valoración que hicieron de estos días de rebajas y descuentos, que ya son muy populares entre los compradores aragoneses, fue de "satisfacción". Un portavoz estimó que durante el viernes y sábado se registró un aumento de visitantes cercano al 10%, con respecto al volumen de compradores del año pasado y recordó que ya en 2015, la cifra correspondiente a ese fin de semana fue bastante buena. Este portavoz destacó el hecho de que se mantenga la tendencia al crecimiento que se venía experimentando en años anteriores.

Campaña navideña

El pequeño comercio, por su parte, no facilitó una cifra de visitas y ventas que englobara a todo el sector. No obstante, dependiendo de las zonas comerciales de la ciudad y de la tipología de los establecimientos, el ir y venir de compradores fue notable. Tal y como estaba previsto, las tiendas de textil, complementos y calzado (sobre todo las del centro de la ciudad) fueron las que registraron estos dos días una mayor afluencia de visitantes. Los juguetes y la tecnología le fueron a la zaga.

Pasada esta campaña de rebajas, el sector encara ahora las ventas de las fechas de Navidad. Hasta que el Black Friday se implantó en España, noviembre era considerado como un pésimo mes de compras. Una especie de cuesta de enero pero de finales de año, en la que los ciudadanos se preparaban para el desembolso fuerte de los regalados y las comidas navideñas. Esta tendencia está cambiando con rapidez y desde la llegada del ‘Viernes Negro’, el último fin de semana de noviembre se está consolidando ya como el inicio de la campaña navideña. Para la de 2016, el sector (tanto las grandes superficies comerciales como las tiendas de proximidad) se muestra optimista y prevé que será una de las mejores campañas desde el inicio de la crisis económica.

Etiquetas
Comentarios