Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Solidaridad

Más de 380 establecimientos y 4.400 voluntarios recogen comida en Aragón

Los bancos de alimentos de la comunidad celebran este fin de semana la tradicional 'Gran Recogida' del año.

M. Sádaba. Zaragoza 26/11/2016 a las 06:00
Recogida de alimentos este viernes en Zaragoza.M. S.

En Aragón se viven este viernes y sábado los días más solidarios del año. Un total de 384 establecimientos y 4.400 voluntarios participan en la 'Gran recogida' de los diferentes bancos de alimentos de la comunidad. Con este evento, que surgió hace cinco años, se pretende ayudar a más de 40.000 personas a lo largo de todo el año. “Ahora tenemos los almacenes casi vacíos. Con la iniciativa de este fin de semana, junto a otras que se realizan de manera puntual, es como conseguimos ayudar a todas las asociaciones durante el resto del año”, explica José Ignacio Alfaro, presidente del Banco de Alimentos de Zaragoza.

Por ello, cuanto más se recoja estos dos días, más posibilidades hay de atender a todas las asociaciones con las que colaboran. “Nosotros ahora mismo estamos ayudando a unas 35.000 personas al año. En 2014 y 2015 llegamos a colaborar con 39.000 personas. El descenso se debe fundamentalmente a que hay inmigrantes que han vuelto a sus países y a que la gente va consiguiendo algún trabajo con el que pueden ir tirando, pero todavía hay muchas necesidades que atender”, recalca Alfaro.

El objetivo de la 'Gran Recogida' es obtener alrededor de 700.000 kilos (500.000 en la provincia de Zaragoza, 100.000 en Huesca y 80.000 en Teruel). Para ello, hay más de 4.400 voluntarios repartidos en toda la comunidad (unos 3.000 en Zaragoza, 900 en Huesca y 500 en Teruel). “Lo que hacemos es organizar tres turnos diferentes: desde la apertura hasta las 14.00, de 14.00 a 18.00 y de 18.00 a cierre”, explica Alfaro. Por su parte, en Teruel, según señala su coordinadora Esther Martínez, son turnos de dos y tres horas.

En Huesca la dinámica es similar. “Durante el resto de año estamos unos 16 voluntarios fijos y para este día se apuntan muchos universitarios, muchos trabajadores jóvenes e, incluso, profesores de instituto con sus alumnos”, sostiene Julia Lera, directora del Banco de Alimentos de Huesca. Isabel Garzón, profesora del IES Sierra de Guara, está acudiendo durante estos dos días junto a 15 alumnos y otros cinco docentes a un comercio de Huesca. "Es una experiencia que comenzamos el año pasado y es muy positiva tanto para los alumnos como para nosotros", detalla.

Desde su punto de vista, con estas labores de voluntariado, los estudiantes de 4º de ESO y de 1º y 2º de Bachillerato descubren que hay gente muy generosa: "El año pasado un hombre donó un carro íntegro de alimentos y eso les sorprendió muchísimo". "También aprenden que no hay que prejuzgar. Hay personas que no donan nada o que ni siquiera prestan atención, pero les enseñamos que no se puede juzgar a alguien por ser generoso o no y que, además, puede ser que no colaboren porque no tienen posibilidades económicas", explica Garzón. 
 


Aparte de los voluntarios que hay en cada comercio, también habrá supervisores que irán revisando que todo esté en orden. Por ejemplo, en Zaragoza, esta función la realizará Lina Montesinos: “Me han puesto un área y durante todo el día tengo que ir ayudando a los voluntarios, resolviendo sus dudas y comprobando que todos están en el establecimiento que habían seleccionado”. Sin embargo, su función durante la 'Gran Recogida' no ha durado solo este fin de semana. Esta zaragozana, que lleva casi una década en el Banco de Alimentos, ha estado colaborando durante las últimas semanas en la captación de voluntarios.

Así, en la salida de los diferentes supermercados, se ubican los voluntarios (con sus respectivos petos identificadores, las bolsas y las octavillas informativas) y varias cajas de cartón, en la que se depositará todo aquello que se done. “La gente ya sale con su bolsa de plástico y te la da directamente. Hay algunos que hasta te dan el carro entero”, recalca Alfaro. José María y su mujer donaron este viernes parte de su compra, compuesta de pasta, arroz, azúcar, atún, leche y chocolate: “Todos los años participamos en este iniciativa porque es maravillosa. Hay que compartir con los demás y ojalá pudiéramos hacerlo en mayor medida”.
 

¿Cuáles son los alimentos más demandados?

Leche, leche de continuación (para los más pequeños), cacao y cereales. Estos son los alimentos que más piden desde los bancos de alimentos de Aragón. “Son fundamentales, sabemos que hay niños que no pueden desayunar y este año ya hemos tenido falta de abastecimiento de leche”, especifica Alfaro. Asimismo, Lera recuerda que la donación de pañales es muy importante. “Con los bebés hay que utilizarlos de manera continua y son uno de los productos más caros y con mayor IVA”, lamenta.

También son necesarios otros como las conservas de pescado, aceite, pasta, arroz, azúcar, potitos, sal y legumbres. “Estas últimas lo mejor es que las compren ya cocidas, ya que hay familias con pobreza energética que no pueden permitirse el gasto de tener el fuego encendido durante toda la cocción. Así nos aseguramos de que, con unos cinco minutos, puedan comer sano y caliente”, explica. Otra de las opciones recurrentes estos días son los turrones: “No es que sean un gran alimento, pero en estas fechas poder repartir algunos también es bueno para el ánimo de las personas que lo necesitan”. Por esta misma razón, Matilde ha decidido llenar el carro del Banco de Alimentos con “turrones y otros alimentos lúdicos”.
 

Del supermercado al almacén

Una vez que los compradores realizan sus donaciones en los supermercados, estos son trasladados hasta las sedes de los diferentes bancos de alimentos. Por ejemplo, en Zaragoza, se llevan hasta una nave que han alquilado. “Allí hemos ubicado una cinta transportadora, comprada este año, que nos permitirá ordenar todos los alimentos de la manera más rápida posible, ya que hasta ahora tardábamos un par de meses”, sostiene Alfaro. De este modo, cincuenta voluntarios, que serán trasladados hasta el lugar un bus gratuito, se podrán a ambos lados de la cinta para ir recogiendo los más de 1.500 palets que se prevé que reciban estos días. La prioridad es gestionar los 'brick' de leche y los potitos, “para poder ordenarlos por fecha de caducidad, ya que algunos se caducan en diciembre o enero”. Asimismo, los turrones también son prioritarios “para que se puedan repartir durante la Navidad”.

Posteriormente, según las necesidades de los 260 centros con los que trabajan, van repartiendo la comida. “Hay algunos que vienen todos los días, otros una vez a la semana, cada quince días o al mes. Depende un poco de cómo funcionen, ya que unos son asociaciones en las que se consumen estos alimentos como El Refugio o el comedor de San Antonio, y otras las reparten entre las personas que acuden con necesidades”, sostiene Alfaro. De hecho, son las propias organizaciones las que acuden a la sede del Banco de Alimentos en busca de lo que necesitan.

Esta forma de organizarse es similar en las otras dos provincias de la comunidad, donde buscan voluntarios para estos días. “Estaremos ordenando un mes aproximadamente y necesitamos gente que nos ayude”, recuerda Lera. De este modo, miles de personas se movilizan de un modo u otro para ser un poco más solidarios. 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo