Despliega el menú
Aragón

Los programas de mediación y ayuda a la convivencia se adelantan a primaria

La DGA es partidaria de que el debate sobre los deberes lo inicien los maestros, para no crear tensión con las familias.

Un alumno de 1º de la ESO realiza deberes en su casa.
Un alumno de 1º de la ESO realiza deberes en su casa.
Efe. Nacho Gallego

La necesidad de concienciar a los estudiantes contra el acoso escolar y la búsqueda de su implicación derivó en la puesta en marcha en muchos centros de Aragón de programas como el de alumnos ayudantes o el de hermano mayor, con los que los propios compañeros median y ayudan en cualquier conflicto que pueda surgir. El éxito de la iniciativa motivó que mutara en nuevas experiencias como los ‘ciberayudantes’, un proyecto pionero del IES Parque Goya de Zaragoza que forma a estudiantes en todo tipo de problemas que pueden surgir en el uso de la red para que, posteriormente, identifiquen y resuelvan malos usos que se producen en su propio centro educativo.

Pues bien, ahora el Departamento de Educación anuncia que todas estas prácticas, que se desarrollan en secundaria y bachillerato, se van a adelantar a 5º y 6º de primaria, ya que el Departamento ha constatado que los problemas de convivencia en los colegios comienzan a producirse antes de que los alumnos entren en la adolescencia. Por este motivo, el director general de Innovación, Jesús Garcés, explicó ayer en las Cortes que los 47 centros que tienen implementado ya un programa de este tipo lo van a adelantar a primaria.

Esta es solo una de las medidas que desgranó ayer, dentro de su comparecencia en la comisión de Educación, en la que puso el acento en las novedades que se han ido poniendo en marcha en los colegios y en la necesidad de que cambie la mentalidad para poder introducir un cambio metodológico en todos ellos.

Y, entre ellos, destacó el trabajo por una buena convivencia, resaltando el plan de acoso escolar que presentó la DGA a finales del pasado curso. Un plan que, recordó, no incluye solo a los alumnos sino también a los docentes, tras las quejas realizadas por el sindicato Anpe el pasado lunes sobre el aumento de amenazas de padres o de ciberacoso a docentes en las aulas aragonesas. "El plan engloba tensiones entre iguales, pero también entre desiguales", declaró Garcés.

También se abordó en la comisión la racionalización de las tareas escolares, que la Cámara pidió por unanimidad al Gobierno hace escasas semanas. En opinión del alto cargo del Departamento, este debate debe plantearse primero a través de los técnicos del foro de la innovación, de manera que se separe de la tensión entre docentes y familias que ha creado recientemente la huelga de deberes. "Este estudio sobre los deberes debe partir de los maestros primero. Porque cuando no se mandan tareas para casa hay muchos padres que luego las demandan", expresó Garcés. A este respecto, la portavoz popular de Educación, María José Ferrando, sugirió que se les hagan encuestas a los estudiantes sobre los deberes para poder medir cuántas actividades extraescolares tienen y cuánto tiempo les dedican.

Los tiempos escolares

Otro de los asuntos que se trataron en la sesión fue la convocatoria de tiempos escolares, a pocos días de que se publique la orden que regulará el segundo año de esta experiencia y que ha permitido cambiar el horario de casi 80 colegios este curso. Garcés reconoció que no es necesario variar el horario lectivo para innovar y admitió que el pasado año se desarrolló con mucha premura, pero justificó su puesta en marcha porque ha permitido que muchos colegios presenten proyectos de centro, y no actividades aisladas de innovación.

Además, anunció que se está haciendo un seguimiento de estas escuelas pioneras en su reorganización y anunció que algunas tendrán que reconducirse y adaptarse a su propio plan para poder mantener la flexibilidad horaria.

En este sentido, la diputada del PAR María Herrero consideró esta oportunidad como "un acicate" para la innovación en la escuela, mientras el representante de CHA, Gregorio Briz, preguntó por qué unos centros sí y otros no, antes de concluir que la innovación debería "poder llegar a todos los centros y todas las familias". También la portavoz educativa de Ciudadanos, Susana Gaspar, mostró sus dudas sobre los tiempos escolares, que considera que "generaron mucho conflicto el primer año" y opinó que la innovación no debe estar ceñida a un horario distinto en las aulas.

Etiquetas
Comentarios