Despliega el menú
Aragón

Los 6.000 euros en compras de los comerciantes de Tarazona ya tienen dueña

Se trata de Pilar Coscolín Zueco, una jubilada, cliente habitual de la pescadería que repartió el boleto ganador

La ganadora, Pilar Coscolín, en la pescadería donde obtuvo el boleto ganador
La ganadora, Pilar Coscolín, en la pescadería donde obtuvo el boleto ganador
N. B.

Se acabó la espera, la Asociación de Comercio, Servicios e Industria de Tarazona (ACT) ya conoce a la persona que el próximo 17 de diciembre se montará en limusina para recoger sus compras valoradas en 6.000 euros. Se trata de Pilar Coscolín Zueco, una comerciante jubilada cuya zapatería no estaba muy lejos de la pescadería que ahora le ha dado el boleto de la suerte.

El sábado se conoció el número ganador, el 26.956, coincidiendo con la Lotería Nacional de ese día. Lo repartió Pescados y Mariscos Asun y 72 horas después aparecía el portador de la papeleta ganadora. Pilar Coscolín se enteró de la noticia este lunes al consultar el teletexto y desde entonces, la emoción y los nervios  se han apoderado de ella. “No dormí en toda la noche. Estaba con mi hermana y me quedé encogida, y como el lunes no salí de casa no se lo dije a nadie. Ayer ya me acerqué a la pescadería para decírselo”, recuerda la ganadora.

No se acuerda de lo que compró en la pescadería cuando le entregaron ese boleto, porque es clienta habitual y va todas las semanas. “Me gusta comprar el pescado pronto, por las mañanas”, cuenta la turiasonense.

Este año el azar ha querido que los 6.000 euros de los comerciantes fueran a parar a una compañera, que regentó una zapatería en la misma calle de la pescadería hasta hace poco. “Tenía una zapatería aquí mismo en la calle Visconti, hace seis años que me jubilé. Lo llevaba mi hermana desde 1972 hasta que se murió y ya me quedé yo”, explica Pilar Coscolín.

Está todavía asimilando la noticia, así que por el momento no ha pensado en qué va a gastar el premio. No es una tarea sencilla, porque hay que seguir las condiciones de gasto que estipulan las bases para que el dinero esté lo más repartido posible entre los establecimientos que participan en la campaña. De esta forma, es obligatorio comprar en un mínimo de 31 tiendas. “No me ha dado tiempo de pensar en nada, sólo pienso todo el rato en que me tengo que montar en limusina y me entran unos nervios... En algo habrá que gastarlo, aunque sea para tenerlo en el armario, qué sé yo”, asegura.

En la pescadería siguen exultantes por haber entregado el premio, pero ahora todavía más, que ya ha aparecido su dueña. “Era una ilusión, queríamos ser los que dieran el premio algún día y ahora que lo hemos hecho este año, se siente mucha alegría”, cuenta Cristina García Igea, una de las hermanas que regenta el establecimiento.

Seguro que en esa lista de la compra tan especial que tiene que confeccionar Pilar Coscolín no falta el pescado y marisco de esta pescadería para los menús de las próximas fiestas navideñas.

Etiquetas
Comentarios