Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Agricultura

La agricultura ecológica vuelve a crecer en Aragón tras un lustro en retroceso

Pese a esto, la Comunidad es una de las regiones con menos implantación de este tipo de cultivos.

V. Millán. Zaragoza 05/11/2016 a las 06:00
Imagen de archivo de un huerto ecológicoAYUA CARREÑO

La agricultura ecológica lleva ya varios años presente en la vida de los consumidores. Alimentos que preconizan evitar el uso de químicos y que han conseguido hacerse con una parte importante del mercado. Sin embargo, su implantación en Aragón llevaba varios años a la baja hasta esta campaña.

A día de hoy se cultivan en la Comunidad 53.585 hectáreas de cultivos ecológicos según los datos actualizados recientemente por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica y el Iaest. Son apenas 400 más que hace un año, lo que hace a los representantes del sector tildar este crecimiento aún como “prudente”, principalmente porque se viene de casi seis años donde el campo aragonés no había dejado de perder cultivos certificados (más de 20.000 hectáreas en total desde que se tocara techo en 2006) quedando así rezagados frente al auge que se ha dado a nivel nacional.

Y es que España es -especialmente gracias al tirón de Andalucía- el país que más superficie ecológica tiene de Europa. Pero ahí Aragón juega un papel menor. Apenas un 3% de todo lo que se cultiva en la Comunidad está homologado como ecológico frente al casi 7% que se da en la media española.

“Hemos pasado años complicados y ahora estamos remontando. La visión a medio plazo es optimista, pero debemos ser realistas. Hemos tenido menos apoyo que en otras autonomías, y también en Aragón quizá hayamos sido menos visibles de cara al consumidor al estar muy protagonizados nuestros cultivos por los cereales”, señala José Miguel Sanz, presidente del Comité de Agricultura Ecológica de Aragón.

Sanz se refiere a la falta de ayudas que han tenido este tipo de cultivos en Aragón con respecto a otras regiones. Este año por ejemplo han cobrado todas las ayudas agroambientales, pero la crisis ha hecho que se reduzcan los fondos específicos. Y también al carácter cerealista que ha tenido el mundo ecológico en Aragón, donde prácticamente un 70% de los cultivos siguen siendo cereales.

“La gran pérdida de hectáreas que ha habido se debe sobre todo a que el cereal ha oscilado mucho de precios en los últimos años, y ha habido varios productores que han desistido de cultivar ecológico”, señala Sanz.

Más ecológico, ¿más apoyo?: el caso de la huerta zaragozana


Pese a todo, es innegable que la agricultura ecológica ha crecido en Aragón. Actualmente hay unos 650 productores, casi cuatro veces más que hace diez años. Son explotaciones más fragmentadas y pequeñas, como las que desde hace un par de años ha intentado impulsar el Ayuntamiento de Zaragoza que ha formado a varios agricultores para “recuperar” la huerta zaragozana con productos eco gracias al proyecto de financiación europea Huertas Life Km. 0.

El Ayuntamiento está actualmente buscando nuevos suelos rústicos que arrendar del entorno de Zaragoza para, a su vez, subarrendarlos a nuevos agricultores ecológicos que amplíen la red que ya existe. Un plan en el que, en última instancia, se busca que a largo plazo aumente el número de hortalizas de proximidad que llegan a los mercados zaragozanos.

Esta apuesta, no obstante, es vista con cierta perplejidad desde la Asociación de Hortelanos y Productores de Zaragoza, un grupo de 25 agricultores que llevan más de 30 años cultivando hortalizas, no de forma ecológica pero sí vendiendo en mercados cortos, y que lamentan que para ellos no haya tanto apoyo.

“Parece que ahora si no eres ecológico no recibes ningún apoyo. Yo llevo varias décadas trabajando mi huerta en la Cartuja y vendiendo directamente al detallista las borrajas y acelgas que cultivo”, señala José Manuel Calle, presidente de esta Asociación que ha pasado de aglutinar a un centenar de productores hace veinte años al escaso número que son en la actualidad.

El problema para estos agricultores convencionales, que hoy mantienen sus huertos de hortalizas y verduras entre los campos de alfalfa que proliferan en el entorno de la ciudad, es que sus cultivos están completamente desprotegidos. Las hortalizas no reciben PAC y, por lo tanto, estos agricultores no tienen ninguna ayuda. Un panorama que precisamente hizo en su momento que muchos de los campos de Zaragoza mudaran sus cultivos hacia otros más rentables, y enfocados hacia la exportación.

Pendientes de las nuevas regulaciones

El sector ecológico, no obstante, sigue pendiente de varias regulaciones. Además de un discutido proyecto europeo que sigue en trámites y que en su momento amenazó con limitar las explotaciones mixtas (aquellas que combinan agricultura ecológica y convencional), el Ministerio de Agricultura está preparando de cara al año que viene un nuevo reglamento para homogeneizar de forma nacional el uso de fertilizantes y fitosanitarios en la agricultura ecológica.

“Aunque parezca mentira aún no hay un marco común claro, y el sector lo necesita para que todos juguemos con las mismas condiciones”, señala el presidente del Comité aragonés.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo