Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Aragón

Lambán no tiene "ninguna duda" de que el PSOE volverá a ser alternativa

El presidente de Aragón asegura que la crisis actual no es la más grave que ha atravesado el partido.

Efe. Zaragoza Actualizada 04/11/2016 a las 21:28

 

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que la actual no es "la crisis más grave" que ha atravesado el partido en sus 137 años de historia y que no tiene "ninguna duda" de que puede salir de ella y volver a ser alternativa, pero "no con las tripas sino con la razón".


Esta ha sido una de las reflexiones que ha hecho el secretario general del PSOE en Aragón en su intervención ante el Comité Regional extraordinario que su partido ha celebrado en Zaragoza, en la que ha instado a acatar las decisiones que se toman en los órganos del partido.

Ha pedido, por tanto, un esfuerzo para debatir "hasta la saciedad", pero una vez los órganos del partido han tomado decisiones "legítimamente", un militante, "si es leal, si es cabal", lo que tiene que hacer es "ponerse al servicio" de dichas directrices y trabajar por esa hoja de ruta.


En el Comité ha querido también lanzar un "mensaje de tranquilidad y sosiego", pese a que ha reconocido que está hablando con militantes en las agrupaciones y sabe que están entre "desconcertados" e "irritados", e incluso algunos se plantean abandonar la organización.

Por ello, ha apostado por iniciar una nueva etapa mirando al futuro y "lo menos posible" al pasado, con la reconstrucción de "la fraternidad, el respeto interno" y de la mayoría social que les puede volver a convertir en "serios aspirantes" a gobernar España.

Lambán ha evitado también hacer referencia a los sucesos "bochornosos" del Comité Federal del pasado 1 de octubre, que culminó con la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general, pero ha dejado clara la posición mayoritaria de los socialistas aragoneses en esta cita y en la que aprobó la abstención en la investidura de Mariano Rajoy.

A su juicio, la propuesta de Sánchez de convocar un Congreso extraordinario suponía una "ruptura unilateral" con la hoja de ruta que él mismo trazó y "rápidamente" descubrieron que lo que pretendía era presentarse ante el Rey con una propuesta de Gobierno alternativo que implicaba "una enmienda a la totalidad" a comités federales anteriores, además de una revisión de la política territorial y de alianzas del PSOE.

Ha reiterado que, mientras que la alianza con Podemos es "perfectamente lícita y legítima", una hipotética con los independentistas catalanes sería "ilegítima e indeseable" y llevaría al PSOE "directamente al precipicio".

En la siguiente cita del máximo órgano entre congresos de los socialistas, ante la disyuntiva entre un Gobierno de Rajoy y las terceras elecciones, ha explicado que defendió la abstención dejando claro que no significaba "de modo alguno" el apoyo a un Ejecutivo del PP.

Lo hizo, ha continuado, "por interés de España" y "por interés del propio PSOE", ya que existen muchas posibilidades de avanzar en asuntos importantes al no contar con mayoría absoluta de PP y C's.

Ha reconocido que esta decisión se tomó únicamente con responsabilidad pero no estuvo "exenta de dolor", aunque ha dicho que está convencido de que el propio Sánchez estuvo alineado con la abstención hasta finales de agosto.

No obstante, ha recalcado que el PSOE "no va a renunciar a liderar la oposición" y lo hará como hizo Zapatero ante Aznar y Rubalcaba ante Rajoy, oponiéndose a las políticas nocivas para los ciudadanos pero tendiendo la mano en asuntos de Estado como Cataluña, Europa, la financiación autonómica o las pensiones, donde o se alcanzan "grandes acuerdos de Estado o está a punto de producirse una quiebra de consecuencias incalculables, no solamente para los actuales perceptores sino para las generaciones posteriores".

Y lo harán, ha proseguido, sin "ceder a la tentación" de mimetizarse a Podemos, con quienes ha defendido "alianzas estratégicas" pero remarcando las diferencias, porque el PSOE no es "un partido de protesta en la calle". Para Lambán el objetivo no ha de ser superar a Podemos, sino refundar el proyecto del partido para estar en condiciones de disputarle la primacía política al PP.

Así, lo primero debe ser "remansar las aguas" y definir el proyecto político, y luego, decidir mediante primarias quién encabeza ese proyecto, al que deberá servir el futuro secretario general.

A la formación morada también la ha vuelto a afear por ser "responsable" de la permanencia de Rajoy en la Moncloa y porque en ellos prevalece su interés partidario de "eliminar al PSOE de la faz de la Tierra".

Del mismo modo, ha pedido desmontar la "falacia" de que existiera la posibilidad de un gobierno alternativo con "la derecha independentista corrupta y antisocial" de Cataluña, que habría sido "una soga" que hubiera acabado con el PSOE "en pocos meses", y ha instado a asumir que la izquierda en España ha fracasado "de manera estrepitosa", porque ha permitido que "un gobierno corrupto haya salido vivo". Lo que no puede ser, ha concluido, es que allí donde la izquierda sume, como Aragón, "fracasemos también".




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo