Aragón
Suscríbete por 1€

Las carreteras registraron tráfico intenso en el regreso de un puente que acaba sin víctimas

Solo una colisión múltiple ocurrida en la A-2 causó retenciones de tres kilómetros a altura de Morata de Jalón.

Aspecto que presentaba ayer la N-330, a la altura de la localidad oscense de Hostal de Ipiés.
Las carreteras registraron tráfico intenso en el regreso de un puente que acaba sin víctimas
Javier Navarro

La operación retorno del puente festivo de Todos los Santos se desarrolló con tranquilidad en las carreteras de Aragón y, al cierre de esta edición, no se había producido ningún accidente con víctimas mortales. A pesar de los miles de visitantes que recibió la comunidad autónoma, especialmente en el Pirineo, y que el tráfico fue intenso en vías como la A-23, no hubo atascos de importancia. Solo una colisión en cadena de tres vehículos ocurrida sobre las 20.00 en el kilómetro 260 de la A-2, a la altura de Morata de Jalón, complicó la vuelta de los conductores que en esos momentos circulaban por ese punto en dirección a Zaragoza. Según informó la Guardia Civil, el siniestro se saldó con un herido que fue trasladado al hospital Miguel Servet y quedó ingresado en observación.

Fuentes del Centro de Gestión de Tráfico señalaron que a lo largo de todo el día la circulación fue fluida en Aragón y que tan solo las nieblas matinales obligaron a extremar la precaución. Este fenómeno meteorológico fue una constante durante los cuatro días de puente festivo, especialmente en el entorno de Fraga, Barbastro y Tamarite de Litera, en Huesca, Híjar y Azaila, en Teruel, y en la provincia de Zaragoza junto a los cursos de los ríos Ebro y Gállego.

El accidente de peores consecuencias registrado en Aragón desde que el pasado viernes comenzara el dispositivo especial de la Dirección General de Tráfico se produjo el pasado día 30 en la N-232, a la altura de El Burgo de Ebro, donde un motorista sufrió lesiones de gravedad tras colisionar contra un turismo.

La siniestralidad sube un 21%

No obstante, y a pesar de estos datos, las carreteras aragonesas se han cobrado ya 46 vidas en lo que va de año, según las estadísticas de la DGT, lo que supone ocho más que en el mismo periodo de 2015. Esto equivale a un aumento de la siniestralidad del 21%. Hasta el 31 de octubre, en Aragón se han registrado 42 accidentes mortales, nueve más que en 2015, según estas fuentes.

Estas cifras responden al cómputo de fallecidos efectuado a 24 horas de producirse el accidente, es decir, que no están contabilizadas las personas que fallecen después de ese periodo de tiempo. Por eso, según los datos elaborados por este periódico, el número de fallecidos es de 50 y el de accidentes mortales, 47. Agosto y septiembre fueron los meses más trágicos con diez y doce muertos, respectivamente.

Por otro lado, en el resto de España, han sido doce las personas fallecidas en los once accidentes de tráfico que se produjeron en el regreso del puente de Todos los Santos.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión