Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Aragón

De drones al uso del Big Data: las nuevas tecnologías llegan al campo aragonés para quedarse

Varias empresas aragonesas lideran proyectos a nivel nacional para dinamizar la llegada de las nuevas tecnologías al sector agrario.

Víctor Millán. Zaragoza Actualizada 31/10/2016 a las 11:53
Imágenes tomadas por el Grupo de Investigación IMAPING, Instituto de Agricultura Sostenible-CSIC-Córdoba, liderado por la Dra. Francisca López Granados.

En ocasiones, sobre todo si se vive en un entorno urbano, se tiene una percepción del sector agrario que no es del todo correcta. Desde hace años máquinas que pueden parecer tan rudimentarias como tractores parecen auténticas naves espaciales y ahora, en un mundo cada vez más condicionado por las nuevas tecnologías, estas están llegando al campo aragonés para quedarse.

Varias empresas aragonesas lideran en el ámbito nacional, pero también con perspectiva internacional, el uso de software y aparatos que hasta hace poco más de un lustro parecían más de ciencia-ficción. Los drones son unos de los artilugios que, aún en fase inicial, están empezando a probarse en el campo aragonés. Pero ya se están utilizando y con éxito estrategias de teledetección, el uso de aplicaciones para que el agricultor puede controlar cada aspecto de su explotación desde un ordenador, smartphone o tablet, o la utilización de sensores de bajo consumo para el seguimiento de ganado.

Controlar vacas a kilómetros de distancia

El pastoreo es uno de los sectores más envejecidos del campo, y que además más dependencia tiene para subsistir de las ayudas. La ganadería de alta montaña, sin embargo, protagoniza varios proyectos que ya se están desarrollando y que pueden abrir las puertas de lo que será el futuro.

Geoslab, empresa zaragozana especializada en desarrollar sistemas de geolocalización, está actualmente trabajando en un proyecto para controlar y geolocalizar vacas y ovejas mediante sensores de muy bajo consumo. “Son sensores asociados a las tecnologías dedicadas a las smart cities. Sin embargo, nosotros queremos probarlos con ganado en las zonas más remotas del Pirineo”, explica Javier Zarazaga, responsable de Geoslab.

El sistema es tan vanguardista como sencillo. A unas vacas o a unas ovejas de un rebaño se les coloca un sensor que utiliza un escaso ancho de banda que permite, con completa visibilidad, saber en qué posición está el animal hasta a 50 kilómetros a la redonda. Dentro de toda esta distancia el ganadero podrá controlar dónde está su rebaño y saber si surge cualquier problema.

El proyecto, que está apoyado por Asaja y por el Gobierno de Aragón, ya tiene un rebaño seleccionado para hacer las primeras pruebas en los próximos meses. “El gran reto es saber qué cobertura vamos a tener en altísima montaña, donde se puede reducir a 7 u 8 kilómetros, pero las previsiones son buenas”, señala Zarazaga, que también incide en un segundo objetivo: demostrar que el ganado en alta montaña pasta en zonas inaccesibles donde contribuyen a la renovación vegetal, algo que podría dar lugar a nuevos apoyos desde la UE para la ganadería por su contribución a la biodiversidad.

Otra idea que también se probará a corto plazo en el Pirineo aragonés es el seguimiento de ganado mediante drones. El proyecto Ixorigué (cernícalo en patués), pretende usar esta tecnología para poder controlar a las reses a distancia y en poco tiempo se pondrá a prueba en Benasque.

Ixorigué está liderado por la Escuela de Negocios del Pirineo, Esnepi, la Junta de Propietarios del Monte de Estós y la empresa especializada en drones con sede en Barcelona Hemav. Juntos pretenden que los drones sirvan de una especie de mensajero para los pastores. “Las vacas llevarán unos sensores que permitirán conocer su ubicación, la distancia que han recorrido, o la temperatura, algo muy importante para saber cuándo una vaca se poner de parto, que es un momento crítico”, explica Aurelio García, portavoz de Esnepi.

Los drones, al sobrevolar las reses, captan la información que emiten los sensores, que acaba llegando a la central de información de Hemav y de allí a los dispositivos de los ganaderos. Otro modelo para modernizar la ganadería de alta montaña, cada vez más en desuso, y que también apoya el Gobierno de Aragón.

Teledetección satelital para saber qué pasa en una explotación

Sonea Ingeniería es una joven empresa aragonesa que en poco tiempo está consiguiendo cambiar la aplicación de otra importante tecnología en el sector agrario: la teledetección. Por medio de estos sistemas, que captan imágenes desde satélites para después ser analizadas, se puede conseguir saber cómo van las explotaciones, preveer rendimientos de cosechas, o saber si por ejemplo hay un fallo en los sistemas de riego.

La empresa fue fundada por Marta Mercadal y Patricia Salas, ingeniera de caminos y experta en cartografía y teledetección respectivamente, que ofrecen este servicio ya a varias cooperativas y comunidades de regantes en Aragón. “Hasta ahora la teledetección era una tecnología cara que solo se podían permitir grandes explotaciones o cooperativas muy potentes. Nosotras estamos intentando abrirla a todo aquel que quiera por medio del uso de satélites libres”, explica Patricia Salas.

De esta forma, Sonea descarga la información, la analiza en distintas capas, y se la envía al agricultor vía email o incluso WhatsApp. Un modelo pionero al que quieren añadir a medio plazo el uso de drones y que ya están estudiando en un proyecto de investigación conjunto con el CITA.

Aragón, a la vanguardia de digitalizar cualquier proceso ligado con el campo

Pero más allá de la aplicación de tecnologías puntuales, en Aragón también se están iniciando varias estrategias de iniciativa privada para conseguir digitalizar prácticamente cualquier proceso de control ligado al campo. Geoslab, junto con las empresas 7eData y Zeta Maltea llevan por ejemplo unos años extendiendo su plataforma Agroslab a más de 5.000 agricultores, una especie de Cuaderno de Explotación y asesor digital que funciona en la nube y que sigue mejorándose día a día con las sugerencias de los usuarios.

La idea, sin embargo, no se queda solamente allí. 7eData está presentando actualmente por toda España una estrategia iniciada junto con el Consejo General de Colegios Oficiales de Ingenieros Técnicos Agrícolas para desarrollar lo que podría llamarse una “receta fitosanitaria electrónica”. Como la que ya usan médicos y pacientes, pero aplicada al uso de fitosanitarios, uno de los aspectos que más quebraderos de cabeza trae a los agricultores y que además está restringido por normativa europea, lo que con un mal uso puede dar lugar a sanciones.

De esta forma, mediante el uso de un sistema completamente digitalizado, se podrá saber qué productos compra cada agricultor, cuándo los ha usado, y así justificar que no ha incumplido ninguna norma o se ha excedido en el uso. Algo que puede tener especial importancia en los suelos con exceso de nitratos, que ya han provocado en Aragón varios inconvenientes a muchos pueblos.

“La idea está siendo muy bien acogida, pero es solo el punto de partida para crear junto con otras empresas lo que queremos llamar el ecosistema digital agrario. Hemos querido ofrecer esta idea al Consejo General de Ingenieros Agrícolas porque los técnicos pueden ser las palancas hacia la innovación digital del mundo agrario”, explica el directos de 7eData, Jesús Geriqué, una empresa que lleva más de 20 años desarrollando herramientas de gestión de cooperativas y bodegas.

En su opinión, el sector agrario va a vivir en los próximos años una revolución digital muy importante. “Es un sector muy envejecido, pero con gente joven que entra con mucha vocación por la innovación”, señala.

La Administración, quizá la menos actualizada

Pero pese a que el campo va poco a poco actualizándose hasta puntos insospechados, es a veces la Administración la que se queda a la cola. Los agricultores y ganaderos llevan por ejemplo años quejándose de los problemas que da el SigPac, el sistema vía satélite por el que el Ministerio identifica las parcelas y pastos declarados en la Pac.

“Hace falta una actualización en las herramientas que ofrece la administración para la tramitación de ayudas o expedientes importantes. Es algo que, realmente, solucionaría la vida a muchos agricultores”, señala David Solano, representante de Uaga y responsable de Proyectos e Innovación del sindicato agrario.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo