Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Grande-Marlaska: "El caso del Yak es uno de los más duros que llevé"

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional cree que el final de ETA es la victoria de la sociedad civil y el Estado de derecho.

Fernando Grande-Marlaska participó en el ciclo 'Charlas con valor'.
Fernando Grande-Marlaska participó en el ciclo 'Charlas con valor'.
Guillermo Mestre

¿Es más duro aparecer en los papeles de ETA o salir del armario y contárselo a tu madre?

Tal como dice, lo segundo. Si solo hubiera que salir del armario me lo pensaría, pero decírselo a mi madre fue complicado por las consecuencias. Me costó años de relación con una persona que ha sido, es y será mi referente.

En su carrera profesional, instruyó el caso del Yak y lo archivó. ¿Qué pensó cuando desenterraron a 30 víctimas?

Es un tema difícil y no puedes olvidar que estás trabajando. He tenido casos duros con la pérdida de vidas y el del Yak es uno de lo más duros que he llevado. Ejercí la jurisdicción y lo archivé. Tiene mucha carga emocional, más que razonable. Cuando lo confirmaron me relajé personalmente y respiré. Miraba exclusivamente responsabilidades penales, no políticas ni administrativas.

 

Lo llaman juez conservador. Tras 300 días sin gobierno, hoy resucita la investidura. ¿Qué opina?

Los jueces no podemos hablar mucho de política, pero lo importante es la estabilidad de las instituciones, que este país funcione y que nos entendemos todos. Pensar en el interés general.

¿Por qué hizo un libro titulado ‘Ni pena ni miedo’?

Un editor de Zaragoza, Francisco Martínez Soria, que lleva la editorial Ariel, me propuso hacer un libro entre ensayo y autobiográfico, hablando de valores que nos unen en esta sociedad a un número importante de personas y enlazarlos con mi vida personal. Me lo pensé mucho porque es una exposición pública, pero también era un caramelo. Cumplidos los 50 años, sirve echar la vista atrás y encauzar el futuro. Alguien me dijo que me he ahorrado alguna hora de psiquiatra.

Como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, recibe a víctimas de ETA como Miguel Ángel Madariaga, con su caso sin juzgar. El final de la banda dejó 300 casos así... ¿Cómo hay que dibujarlo?

Son menos casos, unos 160, porque el número de 300 es mítico. El final de ETA hay que dibujarlo como la victoria de una sociedad civil y un Estado de derecho sobre una banda terrorista que nos ha hecho sufrir mucho a la sociedad. Y tratando de resolver los casos pendientes, dando satisfacción a las víctimas.

¿Es partidario de la reforma de la Constitución para frenar la avalancha soberanista en Cataluña?

Todas estas cuestiones necesitan un consenso social importante porque mientras tanto es difícil.

El Gobierno Zapatero aprobó la ley del matrimonio gay y usted se casó. ¿Hasta cuándo saldrán del armario en los medios para normalizarlo?

Con leyes así que tienen un carácter pedagógico se va consiguiendo y luego, como dices, aún hay que decirlo y apretar ese interruptor. Hoy todavía hace falta. No se ve con normalidad en los colegios. Estamos avanzando, pero un hombre o mujer que es gay o lesbiana todavía no puede llevar a su pareja a los trabajos.

¿La independencia del Poder Judicial está protegida si los partidos votan los miembros del Consejo General del Poder Judicial?

Creo que sí, al mantener un filtro inicial con los jueces para que los que quieran ser vocales tengan un aval de un número razonable de tus compañeros y una vez que intervenga el Parlamento. Luego que te examinen serio, no como ahora que van en listas cerradas, y te puedan preguntar de todo. Para que seas trasparente y sepan hasta la marca de tu jersey.

¿Ha dejado de tener escolta y vuelve más a su Bilbao natal?

Sigo teniendo escolta, pero por el cargo, que está dentro del estudio de riesgos. Cuando iba los fines de semana a Ezcaray (su apartamento apareció en los papeles de ETA) nunca llevaba escolta, como al pasar Navidades en Bilbao con la familia. Solo lo usaba en temas de trabajo. Me agobié tanto en mi vida privada que no podía seguir así. Ahora lo puedo decir, pero antes lo prohibían.

¿La inversión en la Justicia ha sido la cenicienta del Estado?

Cuando entré en la carrera éramos 1.300 jueces y ahora 5.600. Se ha invertido en medios materiales, pero podrían dar algo más en los presupuestos.

¿Un juez puede hacer declaraciones públicas?

Para cohesionar la sociedad, sí, como un arquitecto o si tiene proyección social. Pero de los casos judiciales que lleva, no.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión