Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Las acusaciones reducen de 12 a 6 millones el supuesto perjuicio a la entidad

Practicada toda la prueba y a falta de los informes, siguen pidiendo penas de entre 3 y 16 años de cárcel para el director general Tomás García Montes y los otros dos encausados.

Juicio a tres exdirectivos de CAI.
Juicio a tres exdirectivos de CAI.
José Miguel Marco

La Fiscalía y las dos acusaciones particulares han reducido a la mitad, de 12 a 6 millones de euros, el supuesto perjuicio causado a Caja Inmaculada por su exdirector general Tomás García Montes, el exsubdirector de la entidad Francisco Javier Alfaro Navarro y el abogado y también encausado Ramón Marrero Gómez. Lo hacen por entender que durante la vista oral, que comenzó el lunes y concluirá esta tarde con la lectura de los informes, ha quedado acreditado que una de las operaciones de compra de terrenos bajo sospecha no se llegó a ejecutar, a lo que hay que añadir un error de cálculo en uno de los informes periciales.

Pese a reducir el importe del presunto perjuicio, todas las acusaciones han mantenido los cargos contra los tres enjuiciados, para los que siguen pidiendo penas de prisión de entre 3 y 16 años. Las defensas siguen defendiendo su inocencia y exigen su libre absolución.

La Sección Sexta de la Audiencia Provincial escuchará a lo largo de la tarde los informes de las partes y a su conclusión, el juicio quedará visto para sentencia 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión