Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Los médicos deberán acreditar su condición física y psíquica a partir del mes de enero

Europa exigirá este certificado -que tendrá una validez de 6 años- a todos los profesionales en activo.

Pasillo de un hospital.
Los médicos deberán pasar su particular ITV
Heraldo.es

Desde el próximo 1 de enero, la Unión Europea va a obligar a todos los médicos en activo a pasar su particular ITV. A través de la denominada validación periódica colegial (VPC), los facultativos deberán acreditar un adecuado estado psíquico y físico para llevar a cabo su labor asistencial, en un proceso coordinado por los colegios oficiales sin coste económico.

Además, servirá para reconocer la buena praxis del médico mediante un certificado, y su trayectoria profesional, a través del documento de vida laboral que refleje su actividad en los últimos años. En cuanto al certificado de condición psicofísica, puede ser emitido por cualquier unidad de Salud Laboral de sus centros de trabajo.

El proceso arranca con el cambio de año, pero la mayoría de los colegios provinciales ya han habilitado una aplicación online para solicitar cuanto antes la validación. Así ocurre en el de Zaragoza. Su secretario, Alfredo Gaudes, comenta que de momento “se han certificado una veintena de profesionales”.

Por eso, y a falta de poco más de dos meses para su entrada en vigor, Gaudes anima a que los médicos cumplan con este trámite y no se deje aparcado. “Es importante que el paciente sepa que su médico es un profesional en condiciones”, señala.

Validez de 6 años

El VPC será obligatorio para todos los médicos en activo con más de seis años de experiencia, por lo que los MIR y profesionales más jóvenes todavía no están sujetos a obtener el certificado. En cuanto a su validez, será de 6 años, momento en el que se tendrá que renovar de manera que se dé fe de que el médico reúne y mantiene los estándares definidos para ejercer como tal.

En caso de que no se cumpla alguno de los requisitos de la validación, el facultativo contará con un tiempo para subsanarlo, bien mediante cursos de reciclaje, periodos de recuperación médica, o similares, en función de la causa del 'suspenso'. Lo que no queda claro es cómo se va a actuar en el caso de aquellos profesionales que no lleven a cabo la validación, pero fuentes colegiales señalan que se podrían aplicar sanciones.

Por otro lado, está prevista la implantación de una 'recertificación' (VPC-R) que buscará validar competencias transversales, propias de cada especialidad médica. Su desarrollo, en este caso, estará en manos de las sociedades profesionales, y todavía se está trabajando en su puesta en marcha. En este proceso se analizarán aspectos como los cursos de formación específica o las habilidades propias de cada campo médico.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión