Aragón

Las víctimas aragonesas del incendio del Corona entran en la ley de terrorismo de Aragón

La DGA informa a las familias que recibirán antes de fin de año la mitad de toda la indemnización que les corresponda.

Los aragoneses que murieron en el incendio del hotel Corona de Aragón el 12 de julio de 1979 han sido reconocidos por la DGA entre los fallecidos en atentados a los que se da cobertura en la ley autonómica de víctimas de terrorismo de Aragón que fue aprobada en 2008.

Tres camareras del hotel y un empresario de Tardienta son los fallecidos aragoneses que tienen derecho con la ley, de los 79 que murieron en el Corona. El departamento de Presidencia ya ha comunicado por carta la resolución de 186 expedientes, que incluyen 214 peticiones. Pero el número de beneficiarios de las ayudas es mayor porque incluyen a varios miembros de la familia.

Ignacio Berdor, hermano de Maite Berdor, una de las camareras aragonesas que murió en el siniestro del hotel, confirmó ayer a HERALDO que ha recibido la carta con el reconocimiento de la indemnización.

"Éramos seis hermanos y nos hemos quedado tres. Por fin nos han reconocido como víctimas de terrorismo porque los fallecidos del Corona fueron los olvidados hasta que en el año 2000 nos reconoció el Gobierno del PP y ahora nos incluyen a los aragoneses en nuestra ley", señaló Ignacio Berdor. El reparto de la indemnización supone 5.600 euros a cada hermano, lo que supone un 30% de lo recibido del Estado.

La DGA informa a los beneficiarios que van a recibir la mitad de la indemnización total antes de fin de año, una vez que transcurran un plazo de dos meses:uno para recurrir la decisión de Presidencia y otro para resolver.

Sin embargo, entre los casos que han sido desestimados por la DGA están aquellos muertos del hotel que no eran aragoneses, como el madrileño Juan Ramón Vigón, hijo de María Concepción García Llorente, quien pereció en el fuego. Su batalla jurídica en el Tribunal Supremo para reconocer el derecho de ser condecorado con una medalla de víctima de terrorismo provocó que la sala de lo Contencioso Administrativo dictara la primera sentencia que reconociera que el incendio del hotel Corona fue un atentado.

El Consejo de Gobierno aprobó a finales de agosto los expedientes para indemnizar a las víctimas de atentados terroristas. El Gobierno de Aragón les pagará 2,1 millones de euros. Son casos de víctimas (o sus descendientes) de aragoneses fallecidos en actos de terrorismo perpetrados dentro o fuera de la comunidad, o de vecinos de la Comunidad afectados por hechos cometidos fuera por grupos armados, cuando ETA cometió su primer atentado mortal. Se habilitó un plazo de seis meses para presentar las solicitudes, y se prorrogó el pasado verano en otros seis meses para resolver y notificar cada caso.

Etiquetas
Comentarios