Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

La compra de tractores se dispara un 40% en Aragón

De enero a septiembre, los agricultores aragoneses han registrado 710 vehículos y más de 1.300 remolques.

Un tractor en tierras sorianas
Repunta la venta de tractores
Heraldo

La compra de tractores por parte de agricultores aragoneses se ha disparado este año casi un 40%. Así lo refleja al menos el registro de maquinaria que maneja el Ministerio, según el cual de enero a septiembre de 2016 se han inscrito 710 de estos vehículos en la Comunidad. Son 200 más (+39,22%) que en el mismo periodo del año pasado.

De hecho, las ventas muestran una clara tendencia al auge en casi todos los productos, ya que también se ha incrementado el registro de maquinaria arrastrada un 17,4% (en total, 978) y de los remolques un 9,7% (con 351 unidades).

Las cifras suponen una clara mejora respecto a los últimos años. Por ejemplo, en todo 2013 apenas se registraron 684 tractores nuevos, cifra similar a los 640 de 2012. Sin embargo, el nivel de adquisiciones todavía está muy lejos de los ejercicios precrisis. En 2008 se alcanzaron los 1.080 vehículos nuevos en Aragón.

De ahí que los agricultores no vean en esta mejoría un viento favorable a destacar. Como señala Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca, “sí que es cierto que si sale un buen precio o una buena cosecha puedes adelantar la renovación de la maquinaria, pero no es el caso actual, de crisis en el sector”.

Unas mayores facilidades a la hora de acceder a la financiación y la renovación habitual de la maquinaria, explicarían este abultado repunte, que se está dando no solo en Aragón, si no en todas las comunidades autónomas.

Precisamente en Zaragoza, el pasado mes de febrero, la ministra de Agricultura Isabel García Tejerina, anunció que el nuevo Plan Pima de renovación de maquinaria agrícola contará con 5 millones de euros, la misma cantidad que el puesto en marcha en 2014.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión