Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Aragón, entre las comunidades donde más cara sale la inspección del gas natural

El precio de la revisión obligatoria de la instalación asciende a 67,64 euros, la segunda más alta después de Navarra (67,72). Si el usuario no vive en un edificio, el coste ronda 58 euros.

Tarifas de la revisión quinquenal obligatoria
Aragón, entre las comunidades donde más cara sale la inspección del gas natural
Heraldo

La inspección que todo usuario debe hacer cada cinco años a su instalación de gas natural sale más cara en Aragón que en el resto de España. En la Comunidad se pagan 67,64 euros por esta revisión, que es obligatoria por ley. Solo Navarra tiene una tarifa que es unos céntimos más elevada que la aragonesa y que asciende a 67,72 euros.

Según un estudio comparativo publicado recientemente por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), las tasas más económicas son las de Cantabria y La Rioja (46,65 y 47,71 euros, respectivamente). Lo que significa que entre la tasa más cara y la más barata hay una diferencia de 21,07 euros por llevar a cabo un examen de la instalación del gas que es obligada por ley.

La razón de esta gran diferencia de los precios finales (dependiendo del lugar geográfico donde se encuentre la instalación de gas) se debe a que la tarifa propiamente dicha de la inspección se regula en cada comunidad autónoma y la de Aragón es la más cara de todo el país: 42,59 euros (con IVA incluido). Navarra, con 42,24 y Galicia, con 41,62 le siguen en la tabla alta de precios. Las comunidades que regularon en la banda más baja de costes fueron Cantabria (23,91 euros), La Rioja (26,04) y Castilla y León (29,31).

La OCU recuerda que el precio final de estas inspecciones tiene dos componentes principales: la tasa por gastos de gestión, que es fija y única para todo el país y que está fijada en 15,49 euros. Este importe lo percibe siempre la distribuidora del gas, independientemente de quién haga la inspección.

La segunda variable corresponde a la inspección propiamente dicha (el usuario puede elegir con qué compañía la realiza). En el caso de que la revisión la lleve a cabo la empresa distribuidora del gas, este coste de inspección está fijado por la comunidad autónoma en la que se encuentre la instalación y es en este precio regulado donde se dan las mayores diferencias. En Aragón, la inspección y revisión periódica de las instalaciones de gas fue regulada en 2011.

A estas dos variables se suma un tercer concepto cuando hay una instalación receptora comunitaria (es decir, cuando el usuario vive en un edificio en altura). En este caso se añade el coste de revisar esa instalación. Esta tercera cuantía oscila entre los 7 y los 11 euros, dependiendo de la Comunidad (el importe medio ronda los 9 euros). En Aragón asciende a 9,56 euros. Si el usuario vive en una casa individual, el coste de la inspección ronda los 58 euros.

La asociación de consumidores apunta también que, desde mediados de 2015, el usuario puede contratar con un instalador homologado (diferente a la compañía distribuidora del gas) y pactar con ella el precio de las inspecciones. Esto, en teoría. En Aragón estas revisiones quinquenales sigue haciéndolas mayoritariamente Redexis Gas, que es la empresa distribuidora de gas de referencia en Aragón. Por último, la OCU recuerda que el coste de la inspección no debe pagarse nunca a la persona que realiza la revisión, se cobra en el recibo del gas.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión