Aragón
Suscríbete

¿Qué se hace con las flores tras la Ofrenda?

Curiosidades, anécdotas y respuestas asombrosas a preguntas que todos nos hemos hecho alguna vez.

Los jardineros municipales colocan las flores en el manto de la Virgen.
Los jardineros municipales colocan las flores en el manto de la Virgen.
José Miguel Marco

Las flores de la Ofrenda se quedan en el manto de la plaza del Pilar entre tres días y una semana. Todo depende de las condiciones meteorológicas -con tiempo seco y fresco aguantan más-, porque en cuanto empieza a estropearse son retiradas de allí.

Cuando eso ocurre, se llevan a un recinto especial del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ) donde se transforman en compost (abono orgánico). Se introducen en un tanque de fermentación, donde se aplica una ventilación forzada para que no proliferen los hongos. La primera fase duran unos 10 días y el montón se airea con ventiladores y se humedece con riego. En el momento en que las bacterias actúan, la temperatura sube hasta 70ºC, y ese calor mata las larvas y bacterias que hayan podido contener las plantas.

Después, se lleva a una nave de maduración, y allí permanece cuatro semanas. El compost resultante se comercializa en sacos o se utiliza en terrenos degradados o en los parques y jardines.

Este proceso se lleva a cabo también con todos los restos vegetales que recoge el servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento zaragozano. Hay troncos, ramas, hojas caídas por el otoño, siega de césped... Incluso se introducen en ese recinto maderas trituradas de muebles que ha recogido el servicio de limpieza. Ninguno de estos restos puede entrar directamente en los cajones de compostaje, los troncos han de ser triturados y las flores se introducen en la cámara de desfibración para facilitar su tratamiento.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión