Despliega el menú
Aragón

Las Cortes también tienen su voz en el Senado

La Comunidad cuenta desde 1983 con dos representantes en la Cámara Alta que eligen los diputados autonómicos al inicio de Legislatura.En la actualidad son Iglesias y Rudi. Su mandato no puede revocarse.

Marcelino Iglesias y Luisa Fernanda Rudi, en la sesión de las Cortes que los designó senadores.
Las Cortes también tienen su voz en el Senado
Oliver Duch

En Aragón hay tendencia a designar para esta función a expresidentes o exconsejeros, mientras que en otras autonomías optan por políticos de otros perfiles, principalmente alcaldes de sus ciudades más representativas. Son los 58 senadores autonómicos que hay en España. Aunque habitualmente pasan muy desapercibidos –como todo lo que sucede en el Senado— el escándalo protagonizado por la valenciana Rita Barberá, que se ha negado a devolver el escaño pese a una petición unánime de su Parlamento, ha puesto el foco en su función.

Lejos de escándalos sobre estos puestos, Aragón tiene derecho a 2 de los 58 senadores autonómicos y, al menos hasta ahora, nunca los ha dejado vacantes. En la actualidad, los elegidos por las Cortes de Aragón para esa función son Luisa Fernanda Rudi (PP) y Marcelino Iglesias (PSOE). Con su nombramiento en julio de 2015, las Cortes continuaron con una tradición que se remonta a 1983, tras la aprobación del Estatuto de Aragón.Desde entonces, el Parlamento ha designado a 15 senadores autonómicos por Aragón.

Sus funciones son idénticas a las del resto de los senadores dentro de la Cámara Alta, pero tienen algunas obligaciones extra fuera de ella. Por ejemplo, en Aragón la ley les obliga a comparecer ante una comisión del Parlamento autonómico si el pleno lo pide y tiene el visto bueno de su presidenta, en estos momentos Violeta Barba, de Podemos.

Representación del territorio

Pese al bloqueo institucional, el Senado no ha dejado de constituir sus comisiones y de dar funciones a sus parlamentarios. De los 14 senadores aragoneses (12 elegidos en las elecciones generales y los dos designados por las Cortes), Iglesias y Rudi son –junto al popular Octavio López– los que ejercen unas funciones más relevantes en la Cámara Alta.

"Tengo la coordinación de la comisión de Comunidades Autónomas y estoy de vocal en la de Reglamento y de Incompatibilidades", explica Marcelino Iglesias. El expresidente socialista ha sido el elegido por su grupo parlamentario para ser el portavoz del PSOE en la comisión general de Comunidades Autónomas. Tras el pleno, esa comisión es el órgano más relevante del Senado, ya que en ella pueden comparecer los ministros y someterse a un debate con representantes de los gobiernos autonómicos.

Igual que hacía cuando presidía la DGA, Iglesias insiste en la necesidad de "reformar el Senado para que la Cámara pueda ejercer correctamente su función de representación territorial".

En el caso de Luisa Fernanda Rudi, es la presidenta de la comisión de Economía del Senado. En su doble función de senadora autonómica y presidenta del PP-Aragón, Rudi ha asumido la interlocución de su partido con el Gobierno central. Una de sus últimas gestiones fue "un toque de atención al ministro de Educación y Cultura", Íñigo Méndez de Vigo, en el conflicto de los bienes que la Generalitat de Cataluña se niega a devolver. Este tipo de gestiones se extienden a "la discusión de aquellas iniciativas adoptadas por alguna de las Cámaras o por el Gobierno relativa a los intereses de Aragón".

Tres legislaturas en una

El mandato de los dos representantes de Aragón está vinculado a las elecciones autonómicas, no a las generales. Esto hace por ejemplo que Rudi e Iglesias acumulen tres legislaturas del Senado en un único mandato. Las Cortes los eligieron tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015, cuando las Cortes Generales estaban aún en su XLegislatura (la de la mayoría absoluta del PP presidida por Mariano Rajoy). Solo han pasado 16 meses desde entonces, pero en ese tiempo ha habido dos elecciones generales más, así que en este mandato autonómico acumulan tres legislaturas en Madrid.

La función de los senadores autonómicos está reconocida por el Estatuto de Autonomía de Aragón, pero además, las Cortes aprobaron una ley específica que regula su función y forma de elección, y que modificaron en 2003. Hasta ese año, el Parlamento aragonés solo podía elegir para el puesto de senador autonómico a uno de sus diputados. Desde que se cambió la ley, las Cortes ya pueden designar como senador a cualquier persona que sea aragonesa y que no esté inhabilitada judicialmente para el puesto.

Etiquetas
Comentarios