Despliega el menú
Aragón

Lambán vuelve a avisar a Sánchez de que es "inadmisible" pactar con independentistas

El líder socialista aragonés y el manchego Page también ven "irresponsable" un congreso ahora. Coinciden en que no pueden entrar en debates internos antes de que se forme un Gobierno.

Lambán saluda a su homólogo manchego, García Page, en su viaje a Cuenca de hace una semana.
Lambán saluda a su homólogo manchego, García Page, en su viaje a Cuenca.
Efe

No tienen la fórmula para "la cuadratura del círculo", pero sí dejan claras cuáles son las líneas rojas que debe respetar Pedro Sánchez si, como ha anunciado, intenta de nuevo formar un gobierno alternativo al de Rajoy. El presidente aragonés y líder de los socialistas aragoneses, Javier Lambán, y su homólogo en Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, advirtieron ayer al secretario general del PSOE de que "no ha cambiado nada" respecto a las condiciones que le impuso el comité federal tras el 20-D.

Estas pasaban, recordaron, por el ‘no a Rajoy’, que mantiene Sánchez, y por el ‘no’ a los independentistas. Cualquier acuerdo con ERC y el PDC (antigua Convergencia) "es tan incongruente que es inadmisible", avisó Lambán, porque precisamente "la primera tarea" del futuro Gobierno debe ser "neutralizar la agenda de la desconexión" con España que ambos promueven.

Por ello, tanto el barón aragonés como el castellanomanchego expresaron su confianza en que Sánchez "respete igual el ‘no’ a Rajoy y el ‘no’ al independentismo". "La estabilidad del país no puede pasar por quien quiere romperlo. Esto es de perogrullo", remachó García-Page. "Ninguno queremos terceras elecciones, pero –avisó– con el argumento de evitarlas tampoco vamos a fabricar cualquier gobierno".

Ambos dirigentes comparecieron en una rueda de prensa conjunta en Cuenca, donde se reunieron para avanzar en un protocolo de cooperación entre las dos autonomías que presiden en materias que afectan a ambas.

De cara al comité federal del próximo sábado para abordar el bloqueo institucional, Lambán dijo que irá "a escuchar" a su jefe de filas, pero ante la propuesta que previsiblemente lanzará para negociar la formación de un Gobierno, avanzó que "es preceptivo cumplir" las exigencias ya acordadas en diciembre. "Vaya tela encontrar la cuadratura de ese círculo", reflexionó, y descargó toda la responsabilidad en Sánchez: "En eso tiene que trabajar el secretario general, para eso lo elegimos en su día".

La única fórmula viable sin cruzar las líneas marcadas sería pactar con Podemos y Ciudadanos, pero García-Page evidenció que "resulta inverosímil por las estrategias de bloqueo" entre los dos potenciales socios. Mientras, Lambán aprovechó para reivindicar el ejemplo de los gobiernos de Aragón y Castilla-La Mancha, donde los socialistas, subrayó, han sido "capaces de combinar a la perfección" las demandas de Podemos y otras fuerzas de izquierdas con su programa, "sin renunciar a sus principios basados en la socialdemocracia".

Pero además de hablar de posibles pactos, los dos barones opinaron ayer sobre los planes de Sánchez de convocar un congreso federal en diciembre –los militantes votarían el 23 de octubre– para blindar su liderazgo frente a los críticos. Y también en este punto le lanzaron duras advertencias. Sería "una arbitrariedad" y una "irresponsabilidad" que se "desdijera de sus propias palabras y decisiones" sobre el aplazamiento del cónclave hasta que haya Gobierno, afirmó Lambán. "A mí me convenció al plantear que primero hay que arreglar España, la papeleta institucional, y luego ya vendrán los debates internos", coincidió el manchego.

"Improcedente" en campaña

Ambos expresaron su confianza en la "coherencia" de su secretario general, y criticaron que se reabra este melón la misma semana de las elecciones autonómicas en el País Vasco y Galicia. "Ha sido bastante improcedente y desafortunado", opinó Lambán, que cree que la situación "no favorece en absoluto a las opciones" de los socialistas ante los comicios. Tras reivindicar ambos barones su "derecho a opinar", y preguntados sobre si existe una crisis interna, García-Page llamó a la tranquilidad y a "evitar votaciones que nos compliquen la vida", mientras Lambán reconoció que le "preocupa" que se "quiebre" la "necesaria fraternidad". El primer responsable de que eso no ocurra, dijo, es "el secretario general y después, los regionales".

Etiquetas
Comentarios